COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La Reserva Federal de Estados Unidos (FED) decidió no modificar sus tasas de interés y señaló que probablemente las deje casi en cero por lo menos hasta 2022, mientras la economía intenta recuperarse de la recesión provocada por el coronavirus.

La FED pintó un escenario sombrío para la economía y afirmó que tardaría unos años en recuperarse: la desocupación, que superó el 13% en mayo, bajará a 9,3% a fines de 2020 y a 6,5% a fines de 2021, según proyectó la FED. La institución anticipa que la economía se contraiga 6,5% este año y rebote y crezca 5% en 2021.

Posibles escenarios de la reactivación económica post pandemia

Los mercados financieros se preparan para la “nueva normalidad”

La Fed baja los tipos tras acuerdo con bancos centrales

El banco central también se comprometió a mantener su histórico plan de estímulo hasta que la economía haya “superado” las consecuencias negativas provocadas por la pandemia. Prometió no reducir el ritmo de su programa de flexibilización cuantitativa y planea adquirir más títulos del Tesoro y títulos con garantías hipotecarias en los próximos meses. También se comprometió a continuar con sus extensos programas de compras de bonos “como mínimo al ritmo actual” por ahora y emprendió una serie de iniciativas de emergencia para tranquilizar a los inversores en plena pandemia. Entre otras cosas, bajó las tasas, creó programas de préstamo y abrió líneas de crédito.

Algunos de los programas de emergencia de la FED, como los préstamos para pymes y las compras de bonos corporativas todavía no se lanzaron, aunque al anunciarlos la institución ayudó a calmar los mercados y darles confianza a los inversores.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO