COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Describir el año 2020 como el año de la catástrofe económica no se aleja mucho de la realidad. Vivimos una crisis sin precedentes en la historia moderna de la humanidad, una crisis económica que derivó de una crisis sanitaria.

Nos vimos obligados a cambiar nuestras rutinas productivas de forma radical, inclusive a abandonar medios productivos por el alto riesgo sanitario que representaban. Un ejemplo de ello son los mercados que anteriormente dependían de un alto flujo de compradores. La crisis golpeó muy fuertemente a las pequeñas y medianas empresas, así como a los emprendimientos. Transcurrido poco más de un año, se estima que poco menos del 20% de las pequeñas empresas y emprendimientos se encuentran todavía operando, una cifra que a primera vista es trágica. Si lo vemos con detenimiento, anteriormente ya hemos superado crisis que nos permitieron aprender de ellas. En el año 2003, la economía de muchas naciones también se vio afectada, causando pérdidas para empresas y naciones en Europa.

Ver más: Te contamos quiénes son las 8 personas con una riqueza de más de USD 100 mil millones

El ciudadano común ha sido, sin lugar a dudas, el más afectado por la crisis sanitaria y económica; muchos han perdido su empleo y con ello la posibilidad de cubrir los créditos por vehículo o vivienda. Para ellos existe portalcreditos.es un buscador profesional español, con más de 100 créditos disponibles y las mejores opciones que se adaptan a las necesidades de cada persona.

Las empresas han recurrido a los créditos para poder mantener sus operaciones e invertir en las adaptaciones necesarias de esta nueva realidad que, de acuerdo a los científicos, puede durar hasta una década.

Ahora bien, si hay algo cierto en nuestra historia, es que lo único constante es el cambio, pasamos de andar en carretas a tener carros impulsados por combustión que superan con facilidad los 200 kilómetros por hora. Solo doce años atrás, los lanzamientos al espacio eran suspendidos en los Estados Unidos sin saber cuándo volverían a lanzar un cohete desde Cabo Cañaveral. Hoy día los Estados Unidos son nuevamente los que dominan los lanzamientos especiales, con la más moderna tecnología y una frecuencia de lanzamientos cada vez mayor.

Ver más: Pandemia incrementa 740% el uso de contratos inteligentes en México

El ser humano se ha caracterizado por hacer posible lo que parece imposible. Las transformaciones en los distintos sectores se están dando sin freno alguno, gracias a la tecnología y a la inteligencia artificial. El aprendizaje y la universalidad del conocimiento no se quedan atrás, las universidades más prestigiosas del mundo han adaptado sus plataformas y su forma de impartir las clases, a un entorno digital que ahora alcanza cualquier parte del mundo. En este sentido, un estudiante no europeo ya no deberá atravesar medio mundo para cursar un postgrado en Cambridge University, si así lo desease y logre su admisión.

La conectividad digital se volvió indispensable, las empresas invierten en plataformas que permitan a sus ejecutivos mantenerse conectados. El teletrabajo crece cada día más, al igual que los trabajos freelance en las plataformas dedicadas a la comunidad independiente, que crece cada día más. No es casualidad que el internet sea considerado hoy día uno de los derechos humanos fundamentales. La ONU entiende que el acceso a la información está ligado al internet, la biblioteca de conocimientos más grande que jamás soñamos.

Hoy día, el conocimiento y la información son universales, solo con acceso a internet las personas están aprendiendo un segundo idioma y, los equipos de trabajo están conformados por múltiples nacionalidades. La depresión económica de 2020 empieza a corregirse gracias a estas nuevas oportunidades de trabajo y, a las diferentes opciones de financiamiento externo, lo que genera para los ciudadanos una luz al final del túnel. Sigue habiendo zonas del mundo fuera del alcance de la conectividad al internet, sobre todo en los países de África y Suramérica, en donde los problemas y la crisis económica deberá ser atendida de formas diferentes y creativas. Para ello están los emprendedores, que son personas valientes y creativas que encuentran soluciones donde los métodos tradicionales se quedan sin opciones.

El futuro de la economía pasa en gran parte por la tecnología, mientras mayor tecnología se implemente en las naciones para potenciar sus modelos productivos, mayor será su sostenibilidad en el tiempo. Los recursos naturales como el petróleo y el oro, eventualmente perderán valor ante las monedas digitales y las empresas tecnológicas. Es bueno recordar que la edad de piedra no llegó a su fin por falta de piedras, sino por la llegada de algo mejor.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO