COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Los autos autónomos parecen una tendencia del futuro, pero ya se están probando en diversas ciudades de Estados Unidos. Y en ese sentido, la Universidad de Michigan planea ser parte de la revolución probando en su Campus Norte con vehículos sin conductor creados a partir de impresoras 3D para transportar a alumnos, profesores y personal a diversas a aulas, laboratorios y oficinas de la casa de altos estudios.

La empresa Local Motors cedió a la universidad un coche autónomo y próximamente otorgará otros tres. La iniciativa tiene como propósito la investigación y desarrollo de funcionalidades para estos vehículos de baja velocidad. También crearán una interfaz para teléfonos que permitirá a los estudiantes “llamar” a un auto para que los transporte a otro punto del campus al mejor estilo Uber.

“El objetivo de los SmartCarts es que comencemos a comprender los desafíos de un sistema de transporte a la carta construido alrededor de coches autónomos”, afirmó Edwin Olson, profesor asociado de ingeniería eléctrica y ciencias de la computación que lidera el proyecto.

El docente también explicó que entre los desafíos que promueve esta tecnología será entender las preferencias y expectativas de sus pasajeros, la coordinación de las rutas de una flota de vehículos, y encontrar la manera de equilibrar la oferta y la demanda. “Estos factores, no sólo la tecnología de auto-conducción, son fundamentales para la viabilidad económica y aceptación social de un servicio de transporte a gran escala”, añadió dijo Olson.

Además, esta experiencia podrá demostrar cómo se pueden usar estos vehículos en entornos pequeños y controlados, para luego llevar el modelo a parques, aeropuertos, centros corporativos, etcétera. El vehículo tiene un motor similar a un carro de golf tradicional, pero la carroecería es impresa en plástico de ladrillos de lego reforzado con fibra para ofrecer más recistencia. Y en caso de que los investigadores necesiten añadirle sensores, tableros de instrumento o repuestos, Local Motors puede imprimirlos en cuestión de horas.

“La ventaja es la velocidad de diseño y fabricación. El proceso de impresión 3D y nuestro proceso de co-creación nos permite y nuestros socios ser creativos rápido”, indicó dijo Corey Panero, líder del proyecto en Local Motors. “Estamos muy contentos de asociarnos con la Universidad de Michigan en esto. Son verdaderos líderes en sistemas autónomos y su enfoque en esto es brillantemente simple. Estamos ansiosos por ver cómo se desarrolla”, concluyó.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=LRitW2ThJws[/youtube]

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO