COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La irrupción del Covid-19 cambió los hábitos de los argentinos y se les presentó a las empresas financieras tecnológicas (fintech) la posibilidad de captar nuevos usuarios que buscan realizar pagos sin recurrir a medios físicos.

“Hemos visto una gran aceleración de la demanda, ya que nosotros proponemos una vida financiera sin horarios ni sucursales. Ya emitimos más de 120.000 tarjetas desde el comienzo de la cuarentena en una demografía que es mayor al promedio y con más alto poder adquisitivo”, señaló el CEO de la fintech Ualá, Pierpaolo Barbieri. Y añadió: “Subieron más del 60% las transferencias hacia Ualá y también casi un 300% el pago de servicios directamente desde la app. Y en nuestro fondo común de inversión el dinero depositado creció en este periodo casi un 40%”.

Las fintech de Argentina crecen en medio de la cuarentena

Cambio de hábitos en los clientes ‘fintech’

En tanto, Alejandro Melhem, country manager de Mercado Pago (el otro gigante del sector), se refirió a algunos de los cambios que introdujo esta empresa desde que se inició el confinamiento: “Lanzamos la función ‘Amigos’ que permite transferir dinero y hacer colectas para compartir gastos o comprar regalos; impulsamos una serie de campañas de descuentos en recargas de celular y en pagos de servicios; incorporamos a muchos municipios para que puedan cobrar online a través de nuestra plataforma”.

Por su parte, el CEO de Naranja X, Gastón Irigoyen, agregó: “Se duplicó la cantidad de clientes cobrando a distancia con el link de pago de NPos y se han quintuplicado las recargas de celular y transporte en Naranja X. El Coronavirus aceleró la adopción de soluciones digitales y ocurrió en 2 meses lo que normalmente hubiese tardado 3 a 5 años”.

En algunos casos el coronavirus obligó al adelanto de prestaciones. Por ejemplo, Fabio Dellarosa, director de IT y business manager de la empresa Paymovil señaló: “El cambio de prioridades a partir de las necesidades de los usuarios y los comercios nos hicieron modificar o adelantar muchas funcionalidades. En el último tiempo vemos que lo más necesario fue el pago con tarjetas de crédito, probablemente por la necesidad de los usuarios de financiarse o bien como una herramienta que suele ser necesaria para las billeteras electrónicas”. Por otra parte, destacó que la recesión también impacta en el sector. “A pesar de que se sumaron muchísimos usuarios y comercios, la crisis es real y, aunque las billeteras virtuales estén creciendo, aún no están fuertemente posicionadas. A su vez, a pesar de que creció el uso de determinadas funcionalidades, como ser recargas virtuales, pago de facturas, interoperabilidad CVU, transferencias, inversiones, hay otras que bajaron, como pagos del transporte público, pago de algunos servicios o pago/cobro en comercios con Qr”.

Esta situación dual se da con más fuerza en el sector de las fintech, que se encarga de otorgar créditos. “En nuestro caso tenemos una cartera muy consolidada, con clientes a los que les hemos dado más de 30 préstamos, pero en este contexto muchos nos han dicho ‘no voy a solicitar este crédito que iba a tomar, porque no sé si voy a cobrar o a tener trabajo”, señaló Salvador Calogero, country manager de 4Finance Argentina. En dicho marco, explicó que aprovecharon la situación para fidelizar a los clientes ofreciéndoles servicios de capacitación. “Gran parte de nuestros clientes, si bien solicitaron sus préstamos a través de una plataforma online, estaban acostumbrados a un mundo con efectivo, a recibir el préstamo y retirar todo y, partir de la pandemia, hubo que acostumbrarse a los pagos electrónicos”.

Con el correr de los días, aseguró el country manager de 4Finance, la actividad crediticia se empezó a normalizar. Por otra parte, explicó que la morosidad, que había llegado a un 4%, se está colocando ahora cerca de un 8%, aunque el número sigue siendo bajo. “No es preocupante, antes el agua llegaba la tobillo y ahora a la rodilla. Lo he hablado con colegas, esperábamos una situación peor”.

Desde la fintech Prex, que otorga créditos online, el CEO Alfredo Bruce sostuvo: “En el mediano plazo la profundización de la crisis va a afectar a prácticamente todos los actores de la industria en mayor o menor medida, ya que la capacidad de consumo de las personas se va a ver fuertemente afectada, y de la misma manera veremos afectada también la capacidad de repago de créditos. De cualquier manera, en nuestro caso, vemos un fuerte crecimiento para los próximos meses, impulsado por el fuerte incremento de los pagos digitales”. Agregó respecto de los cimbronazos que generó la crisis sanitaria: “Ante la dificultad que implicaba el envío físico de nuestras tarjetas, la digitalizamos, de manera que el cliente pueda comenzar a utilizarla para compras online”.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO