COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En mayo de 2020, después de la llegada de Covid-19 a México y el inicio del confinamiento, las personas con tarjetas de crédito, préstamo automotriz o hipoteca ya tenían una serie de opciones por parte de sus bancos para sobrellevar los cambios en sus ingresos. Sin embargo, en el Reporte Nacional de Inclusión Financiera (RNIF, 2018) se indica que el 56% de la población nacional no tiene una cuenta formal de ahorro y, por ende, sus necesidades no fueron atendidas durante esta etapa de estrés económico.

Baubap, plataforma mexicana de préstamos a través de una app, indica que la inclusión financiera también debe contemplar la educación financiera para las personas cuyas necesidades de financiamiento no han sido atendidas. Debido a ingresos insuficientes, no cumplir con los requisitos para acceder a préstamos de instituciones bancarias o por falta de información y desconfianza en la banca tradicional, es que aproximadamente de 20 a 30 millones de mexicanos no tienen identidad financiera; es decir, no poseen historial crediticio, tienen una baja transaccionalidad bancaria y una limitada capacidad de ahorro.

“En el país existe un sector de la población que tiene la capacidad y voluntad de pagar sus créditos, pero que no es atendido por la banca tradicional por carecer de los requisitos solicitados. Trabajamos para poder ofrecerles productos accesibles tanto en requisitos como en el financiamiento por sí mismo”, explica Roberto Salcedo, cofundador y CEO de la startup, que a través de tecnología propia comprueba la identidad de las personas, previene fraudes y detecta la probabilidad de incumplimiento.

Ver más: Las vergonzosas cifras que pagan de impuestos Elon Musk, Jeff Bezos y Warren Buffett

“Con este nicho de clientes ocurre una historia similar a la del campo laboral, donde para que alguien te dé tu primer trabajo solicitan experiencia: ¿cómo llenamos el currículum sin una primera opción que nos escuche y brinde la confianza? Por lo regular, la banca tradicional pide comprobantes de ingresos o revisa el buró de crédito, pero algunas personas con compromiso de pago laboran en el sector informal o no cumplieron con sus créditos en el pasado, lo que no les permite tener acceso nuevamente a fuentes formales de financiamiento. Nosotros trabajamos para otorgar un sistema capaz de brindarles este servicio”, reitera Salcedo.

Los clientes de esta app son personas con un ingreso promedio menor a 7 mil pesos mensuales, gente con un poder adquisitivo muy pequeño, que otras empresas no consideran atractivo porque no encuentran formas de monetizarlo y agregarle valor.

La Comisión Nacional Bancaria y de Valores, encargada de publicar el RNIF, considera que la inclusión financiera es un facilitador clave para reducir la pobreza e impulsar la prosperidad; permite que las personas y las empresas tengan acceso y utilicen productos y servicios financieros para satisfacer sus necesidades (transacciones, pagos, ahorros, créditos y seguros), y que sean entregados de manera responsable y sostenible.

Si bien en el mercado existe un boom de fintechs de préstamos, el ejecutivo afirma que su valía como empresa está en cómo atienden a cada una de sus acreditados. “El valor agregado que tenemos es el componente educativo, eso genera una diferencia importante en el comportamiento de pago de nuestros clientes. De esta manera le damos un valor adicional al crédito y esto también construye de paso nuestra identidad ante el público. Nuestra meta es causar un impacto a largo plazo para retener a estos clientes. Nos vemos como promotores de crecimiento económico para las personas de un sector que otros no ven”, comenta Salcedo.

Para cumplir esta meta, que finalmente mejoraría la calidad de vida de la población al permitir planificar, lograr metas o salir avante de emergencias, Baubap otorgará más de 200 mil créditos y superará los 100 mil clientes en el año en curso, esto gracias al cierre de una ronda de financiamiento “growth”, por 3 millones de dólares, encabezada por la empresa mexicana de servicios financieros Grupo Alfin, promotora del sector Fintech en México.

Ver más: Liga Regional de fútbol de Río Cuarto, datos interesantes

“El compromiso está en la estabilidad financiera de nuestros clientes, lo cual no sólo implica ofrecerles micro préstamos de 500 a 5 mil pesos, sino que también conlleva la responsabilidad de vigilar que no exista un sobre endeudamento y de buscar formas de reducir el costo financiero del producto. Les damos descuento en intereses por pago a tiempo y no hay intereses moratorios. Nuestras políticas de crédito buscan su beneficio en el largo plazo y nuestro sistema de cobranza es respetuoso. Los préstamos se realizan en línea en sólo minutos y los requerimientos para iniciar el proceso son INE vigente y un teléfono móvil con sistema operativo Android”, complementa Luis Villarreal, CTO de Baubap.

El año pasado fue desafiante para toda la economía como consecuencia de la pandemia. Las empresas dedicadas al crédito al consumo tuvieron un impacto muy fuerte en el desempeño de pago de sus clientes. En los últimos trimestres de 2020 se vio el deterioro en carteras de tarjeta de crédito, créditos personales, por ello para Baubap fue un magnífico resultado el mejorar la calidad de su portafolio al adaptar su tecnología rápidamente en los meses de abril a junio.

Las fases que tuvieron, explica, fue primero no dejar que los clientes se fueran a retrasos, por lo que ofrecieron esquemas de recuperación y ampliación de pago al mismo tiempo que siguieron prestando e incluso incrementando las líneas de su clientela recurrente. Hacia julio y agosto esto les permitió crecer lo suficiente para por primera vez la rentabilidad como empresa. Su crecimiento fue de 10X durante 2020, para un total de 125 mil créditos por más de 4 millones de dólares.

“En este momento estamos trabajando en ampliar nuestra oferta de servicios de financiamiento, nuestra visión es transformarnos en un banco digital incluyente para todo América Latina, con servicios construidos a la medida de los clientes que van creciendo con nosotros. En los siguientes meses, estaremos construyendo productos de financiamiento digital para adquisición de bienes duraderos, como electrodomésticos, pequeños activos u objetos para mejorar de viviendas. El siguiente paso es seguir impactando la productividad de nuestros clientes”, concluye el CEO.

Debido a su operación digital, Baubap elimina los trámites complejos, con una plataforma lúdica, abierta en todo el país 24/7, sin sucursales y con la opción de obtener y pagar el crédito en línea. En dos años han atendido a más de medio millón de usuarios.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO