COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Como parte de una fuerte reestructuración que está llevando adelante en la cúpula directiva, Microsoft prescindirá de los servicios de importantes ejecutivos, entre los que se destaca a Stephen Elop, quien fuera director ejecutivo de Nokia por varios años hasta el momento en el que Microsoft compró al fabricante el año pasado.

Según anunció Satya Nadella, el CEO de la compañía de Redmond, en un correo electrónico a todos los empleados de la firma, estos profundos cambios que se están realizando en varios de los equipos y divisiones de la empresa son parte de una “reorganización corporativa”.

“Estamos alineando nuestros esfuerzos de ingeniería y nuestras capacidades para cumplir con nuestra estrategia y, en particular, con nuestras tres ambiciones fundamentales”, señaló el directivo, refiriéndose a estas tres ambiciones como reinventar los procesos de productividad y herramientas para negocios, construir una plataforma inteligente en la nube y crear procesos computacionales más personales.

[blockquote]Ya el año pasado Microsoft había llevado adelante una nueva reestructuración tras la compra de Nokia, por lo que se habían despedido a unos 18.000 empleados.[/blockquote]

Hasta ahora Elop estaba a cargo de la división de dispositivos móviles de Microsoft, lo que fue en su momento Nokia, supervisando teléfonos y tabletas Surface, entre otras cosas. Este fue un regreso a las filas de la empresa de Redmond. Antes de su ingreso a Nokia en 2010, había trabajado para Microsoft al frente de la unidad de Office.

También se incluye en la lista de despidos a Kirill Tatarinov, encargado de Microsoft Business Solutions, el rol que desempeñaba Nadella antes de volverse director ejecutivo, y Eric Rudder, quien supervisaba el equipo de estrategias avanzadas de Microsoft.

El vicepresidente ejecutivo Terry Myerson será quien de ahora en más tenga a su cargo un nuevo equipo denominado Windows and Devices Group (WDG), y que desarrollará experiencias computacionales basadas en el ecosistema Windows. Este equipo combinará a los ingenieros del equipo actual Operating Systems Group con el de Microsoft Devices Group.

Ya el año pasado Microsoft había llevado adelante una reestructuración tras la compra de Nokia, con lo que habían despedido a unos 18.000 empleados, la mayoría de estos provenientes del sector de telefonía, el que se había incrementado ampliamente con la adquisición. Esta vez, esta reorganización, como se suele decir, le tocó a los directivos.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO