COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El ministro de Comunicaciones de Brasil, Ricardo Berzoini, señaló que las empresas que ofrecen aplicaciones de llamadas de voz sin ser operadores actúan en el margen de la ley.

En una audiencia pública en la Cámara de Diputados que tuvo ayer, 19 de agosto, el funcionario sostuvo que es necesario encontrar una manera para regular algunas actividades que se asemejan a acciones no autorizadas ni reglamentadas, en referencia a servicios over-the-top (OTT). En este sentido, agregó que es preciso encontrar una manera para regularlas, aunque reconoció que no es fácil porque se trata de servicios que se apoyan en la red mundial de computadoras.

Berzoini destacó las palabras del presidente de Vivo, Amos Genish, quien había señalado que WhatsApp es un operador pirata, aunque prefirió no nombrar de esa manera el servicio de mensajería. Sostuvo que los dichos de Genish fueron muy importantes para llamar la atención al debate que se debe dar.

De acuerdo con el titular de la cartera de Comunicaciones, las telecomunicaciones brasileñas deben ser pensadas como un sector que debe tener viabilidad económica en el mediano y largo plazo. Sostuvo que si los servicios OTT pasan a competir y a sustituir ingresos de los operadores telecom, el país tendrá grandes dificultades de infraestructura de hoy a 10 años.

El Ministro no ahorró críticas a los OTT. Entiende que estos servicios generan confusión entre los usuarios, quienes muchas veces utilizan OTT de voz y datos que no son servicios prestados por los operadores. Añadió que los operadores de red tienen muchas obligaciones regulatorias, en tanto que las empresas OTT, extranjeras en su gran mayoría, se apoyan en infraestructura nacional, ofrecen servicios  cambio de datos personales para lucrar con esa información, es decir, gratuidad en el servicio a cambio de monetizar de otra manera.

Berzoini entiende que es preciso garantizar un trato ecuánime entre los OTT y los operadores de telecomunicaciones. Sobre los primeros expresó que captan riqueza en Brasil, pero generan valor, riquezas y empleos fuera del país. El Ministro puso como ejemplo a Netflix, cuya facturación en el mayor país sudamericano ya superó a redes locales de televisión. A su vez, sostuvo el funcionario, se trata de un servicio que genera poco valor en Brasil, producen series en el extranjero, usa intensivamente las redes construidas por los operadores y empresas privadas sin invertir en la expansión de infraestructura.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO