COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Motorola presentó en Argentina la Segunda Generación del Moto E. En esta nueva edición, el equipo entra a competir en la gama media/baja de smartphones, pero subiendo un escalón en el ambiente móvil y que, a diferencia de su versión anterior (Moto E Primera Generación), posee una pantalla un poco superior (4,5 pulgadas) con protección Corning Gorilla Glass, un procesador de cuatro núcleos de  1.2GHz, sistema actualizado y compatible con 4G LTE.

En teoría y a primera vista, sería una versión similar al primer Moto G que presentó la firma. Siguiendo esta línea, por su puesto cuenta con una cámara de 5 MP y cámara frontal, lo cuál supera a la versión anterior. Sin embargo la firma no optó por incluir Flash Led, algo que lo hemos tomado como una contra, ya que sus otras especificaciones son bastantes interesantes. Pasemos a un análisis más profundo del equipo:

Características

  • Pantalla: IPS LCD 4,5 pulgadas – 540×960 qHD- 245ppi
  • CPU: Qualcomm Snapdragon 410, Cuatro núcleos a 1.2GHz
  • GPU Adreno 306
  • 1GB RAM
  • 8GB memoria interna
  • MicroSD de hasta 32GB
  • Conectividad – Bluetooth 4.0 LE, Wi-Fi 802.11 b/g/n
  • Red 2G GSM/GPRS/EDGE 850 / 900 / 1800 / 1900
  • Red 3G UMTS/HSDPA/HSPA+ 850 / 1700 / 1900 / 2100
  •  Red 4G LTE 700 (USA) / 850 / 1700 / 1900 / 2100 / 2600 
  • Cámara – Sensor principal de 5 MP
    – Grabación de video HD 720p
    – Sensor frontal VGA
  • Sistema Operativo – Android 5.0.2 Lollipop
  • Puertos/Ranuras
    – Micro SIM- Micro USB 2.0
    – Jack 3.5mm (audífonos y/o Manos libres)
  • Batería Li-Po 2.390 mAh No removible

Primera mirada

Para comenzar y tomando como punto de partida su estética, el equipo posee un acabado bastante considerable y atractivo, al igual que los últimos móviles que ha presentado la firma. Cuando algo se construye bien, es importante remarcarlo. A primera vista, el nuevo Mote E tiene un diseño similar al Moto G original, con algunas variantes de accesorios (Un aro intercambiable de colores para acoplar a la carcasa).


El equipo tiene un acabado trabajado en goma, muy cómodo al tacto, y sus dimensiones lo hacen sujetable a la mano. Al no contar con una gran pantalla, que si bien no es del todo chica, el equipo posee un buen agarre para evitar caídas o un uso incómodo. En el Moto E de primera generación, esto también sucedía.

Siguiendo por su parte frontal se observa se ve su pantalla que cubre casi toda la superficie, el parlante mono, los sensores de proximidad y su cámara frontal, la gran diferencia con la versión anterior del móvil.

En la parte trasera se ve claramente el material del plástico resistente, el cual no se marca con el uso de los dedos; la cámara trasera sin Flash LED, junto a un micrófono de cancelación de sonido; y el clásico logo de Motorola impreso sobre una especie de cavidad que viene desde toda la línea Moto G, X y E. Esto permite apoyar el dedo para mejorar la experiencia.

Ahora, hablando de sus bordes, en el lado inferior se ve el conector jack de e 3.5 mm para auriculares; en la parte inferior tenemos la ranura micro USB para cargar y pasar datos; y en el borde derecho los clásicos botones de subir y bajar volumen, junto al botón de encendido y bloqueo. Estos son los únicos botones que posee el equipo, ya que en su pantalla los botones de home, back y menú están dentro del sistema operativo.

Ya que estamos en la parte frontal, es importante remarcar el parlante mono y decir que suena muy bien en interiores y exteriores, tanto en películas, música y juegos: es mucho más superior que al edición pasada, incluso mejor que el Moto G de primera generación.

Accesorios

Si bien nosotros contamos con la versión que llegó para periodistas en un packaging relativamente atractivo, la versión para consumidores vendrá en la clásica caja que ofrece la firma para sus equipos; y en el caso del nuevo Moto E, contaremos con cargador y cable USB, pero no con auriculares. Otra contra en esta edición.

Pantalla


El equipo cuenta con una pantalla de LCD IPS con 4,5 pulgadas, sobre una resolución de 540×960 qHD. Si bien no es 720p, la tonalidad de colores y su saturación hacen reflejar una buena visión en el display. El mimo posee buenos ángulos de visión en diferentes circunstancias de luz, pese que no es un panel Super AMOLED. Otra cosa para remarcar es que sus bordes son extremandamente gruesos, y se ve que al gente de Motorola aprovechó bien los espacios para incorporar la pantalla.

Cámara

En tanto a sus cámaras (frontal de 5 MP y trasera VGA) la firma no ha cambiado demasiado su procesamiento y funcionalidades. La cámara trasera entrega buena tonalidad de colores y calidad, tanto en modo normal como en HDR; y hay que aclarar que su lente tiene una muy buena apertura de luz. Es una lástima que la firma no haya incluido un Flash LED.

Toma con HDR en exteriores

Toma sin HDR en interiores

Por el lado de su lente frontal, las tomas dejan bastante que desear. Su cámara VGA no define en interiores ni en exteriores.

Batería y Ranuras

En lo referido a su batería, la cual es de 2.390 mAh no removible, hay que aclarar que entrega una extensa duración: El equipo llega sin problemas a las 12 hs de uso y las llega a superar. Incluso con un uso extremo, con video, navegación, juegos y con 3G, llega muy bien a una jornada de 8 HS.

Por el lado de sus ranuras de expansión, presenta disponibilidad de tarjeta de microSD de hasta 32 GB, sumado a sus 8 GB interno; y tiene su ranura para colocar un chip SIM.

Sistema, uso y conectividad

El Moto E Segunda Generación tiene como punto destacado el sistema Android Lollipop, que por suerte, de fábrica, viene con este sistema. Esta es una buena apuesta si un usuario desea conseguir un equipo a buen precio, con este sistema y compatible con 4G LTE, ya que en el segmento en que compite es difícil encontrar smartphones similares.

Pese a que Android 5.0.2 Lollipop es fluido en sus hermanos mayores, por razones de procesamiento y mayor cantidad de RAM, en este Moto E  suele tener algunos tirones o especie de lag. Sin embargo, no es una experiencia que moleste. Por ejemplo, si lo comparamos con el LG G2 Mini, equipo que compite en el segmento, este también suele tener esas interferencias en su procesamiento de ventanas, apps y transiciones.

Como pueden ver en algunas capturas que tomamos, el equipo posee la interfaz de Android Lollipop sin modificar (Android Base), adaptada al estilo Material Design de Google.


En la parte de conectividad, el equipo se comportó de forma excelente en varios casos. Primero, en el apartado de llamadas, la comunicación en lo que respecta a voz, mensaje y VoIP, son muy buenas en relación a la gama en que compite: no hay cortes en las llamadas, mensajes perdidos o delay. Esto tanto en las pruebas con 3G y 4G, por supuesto, esto variará según la región en la que utilicemos el móvil.

Para la parte de navegación, juegos, videos y música, el equipo se comporta bien en todos los casos. Las navegaciones y los videos de Youtube se ven fluidos, la música es nítida; y en juegos por momentos posee algunos tirones, especialmente en títulos de nueva generación.

Conclusión

La segunda generación del Moto E es una buena opción para los usuarios que buscan un equipo con buenas prestaciones, bajo precio, alta duración de batería y compatible con 4G LTE. Bastante similar al Moto G Origianal, es un equipo que posee una pantalla relativamente grande, buenos colores, variante de conectividad y una cámara trasera para un uso normal de fotografía y video.

Por otro lado, es un equipo que carece de accesorios como auriculares, no cuenta con flash; y en ciertas ocasiones su procesador tiene ciertos bajones de rendimiento en el uso de sistema. Pero compite muy bien para la gama en la que penetra.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO