COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La sucesión de récords históricos de las últimas jornadas en el S&P 500 y en el Nasdaq ha dado paso a un severo correctivo, encabezado por el índice tecnológico, en su peor sesión desde marzo, el mes en el que Wall Street tocó suelo en su derrumbe por el coronavirus.

En una jornada los inversores han pasado de continuar con su incesante toma de posiciones en el sector tecnológico, el líder indiscutible de los mercados durante los últimos años y también desde el estallido de la crisis desatada por el coronavirus, a precipitarse en una oleada de ventas que activa todas las alertas sobre la dimensión de esta corrección.

La Eurozona enfrenta el fantasma de la deflación

Las acciones de las 5 bigtechs de Estados Unidos valen más que todo el mercado bursatil europeo

La crisis lleva a la Fed a enfocar su objetivo en el empleo

Esta rotación sectorial se ha acelerado en Wall Street, con las ventas centradas en el sector tecnológico. Antes de la apertura de la sesión algunos analistas ya habían apuntado movimientos más significativos de lo habitual por parte de los bajistas en gigantes tecnológicos como Apple. La toma de plusvalías ha hundido cerca de un 7,93% sus acciones en Wall Street. El desplome se ha generalizado entre los gigantes tecnológicos de Wall Street. Tesla ha perdido un 9%, Microsoft un 6,2%, Alphabet (Google) un 4,9%, Amazon un 4,6% y Facebook un 3,7%.

El índice Nasdaq 100 se aleja de los récords históricos logrados ayer con un desplome final del 5,23%, hasta los 11.771 puntos, en su mayor desplome desde los derrumbes registrados en marzo, el mes en el que tocaron suelo los mercados. En índice Nasdaq Composite ha perdido un 4,96%.

El S&P 500, un día después de cerrar en máximos históricos, ha concluido la sesión con descensos del 3,46%, hasta los 3.456 puntos, mientras que el Dow Jones ha bajado un 2,78%, hasta los 28.292 puntos.

Desde algunas firmas de inversión venían advirtiendo de las valoraciones desenfrenadas que estaba alcanzado el conjunto del sector tecnológico, favorecido por la liquidez existente, la escasez de alternativas de inversión con tasas notables de rentabilidad, el auge de los fondos de inversión centrados en el sector, e incluso por el escenario generado a raíz de la crisis del coronavirus.

El Nasdaq no había tenido ni un solo mal día desde el pasado mes de junio, según destacan algunos analistas, que añaden que una corrección tras el rally acumulado desde marzo era incluso ‘saludable’. Lo que ha sorprendido es la magnitud de este correctivo.

Fuente: Expansión – Bloomberg

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO