COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Al crear una empresa es importante conocer las distintas opciones que el mercado ofrece para hacer crecer nuestro negocio; entre ellas se encuentran dos esenciales: los créditos o préstamos –por medio de instituciones financieras tradicionales–, y la inversión a capital.

Es importante tener en cuenta que, distinto a lo que muchos piensan, solicitar créditos o inversiones a capital no es exclusivo de empresas con deudas o problemas financieros; estos tipos de financiamiento son herramientas que en muchas ocasiones se utilizan para impulsar a las compañías que se encuentran en crecimiento y necesitan apoyo para mejorar sus operaciones, aumentar su capital humano o expandirse comercialmente.

Ver más: Adquirir créditos en línea, una tendencia cada vez más popular

Frecuentemente las empresas consideran que la solución más sencilla es acceder a créditos o préstamos con entidades financieras tradicionales; no obstante, esta opción no siempre es la más recomendable para las empresas en crecimiento: “Solicitar un crédito puede ser un proceso muy largo y costoso, obtenerlo puede llegar a tardar entre seis y ocho meses; estas instituciones requieren diversas garantías y, además de pagar el monto total del préstamo, se debe abonar intereses mes tras mes, que habitualmente son altos”, comenta el CEO de Propeler –plataforma de crowdfunding de capital mexicana–, Daniel Mizrahi.

Del otro lado de la moneda están las inversiones a capital; éstas funcionan gracias a la participación de fondos, personas o grupos de personas que aportan capital a la empresa en cuestión. Algunas de las opciones que tienen las empresas son las siguientes:

  • Venture capital: Financiamiento que fondos brindan a startups y pequeñas empresas que tienen alto potencial de crecimiento a largo plazo.
  • Ángeles inversionistas: Asociaciones privadas de inversionistas que otorgan financiamiento a negocios en potencia, empresas que se encuentran en formación, empresas en desarrollo, o que están en proceso de consolidarse.
  • Crowdfunding de capital: Forma de financiación a través de canales digitales, que consiste en utilizar el capital de numerosos inversionistas que realizan aportaciones únicas y variables; los inversionistas adquieren derechos económicos de acuerdo al volumen de sus aportaciones.

Ver más: La fintech que conecta las inversiones y créditos sin bancos

En el contexto de las opciones de inversión a capital, la industria fintech ha sobresalido en los últimos años, puesto que es mucho más accesible y los procesos son más eficientes que aquellos de la banca tradicional. “Anteriormente el método más común para levantar capital para una empresa era por medio de friends and family, o mediante contactos con Ángeles inversionistas. Hoy gracias a la sencillez y la accesibilidad de las plataformas Fintech, es más viable que las compañías en crecimiento se apoyen en este sector, ya que brinda mayores beneficios que la banca tradicional”, comenta Mizrahi.

Sin embargo, no obstante lo novedoso que pudiera parecernos la forma en que operan las fintech y su aceptación en el mercado, de acuerdo al Mobile Finance Report 2020 –publicado por Adjust–, la descarga de aplicaciones relacionadas con esta industria creció radicalmente con respecto al año anterior; Paul Müller –CEO y fundador de Adjust–, comenta sobre ello: “El impacto que ha tenido la pandemia en las aplicaciones bancarias y en el aumento de los servicios digitales móviles no se debería subestimar. Aunque el sector bancario se ha estado adaptando a la disrupción digital durante varios años, el COVID-19 está acelerando la transformación, abriendo el acceso y la oportunidad para millones de consumidores con poco o ningún acceso a los servicios bancarios en todo el mundo”.

Del citado informe se desprende que, en el mundo entero, las plataformas fintech dominaron la lista de plataformas financieras exitosas; así mismo la actividad en las plataformas de inversión que permiten a los usuarios comprar y vender acciones directamente desde cualquier lugar, ha crecido alrededor de 88% en promedio –contabilizando las sesiones al día entre enero y junio de 2020–; las plataformas de inversión representan la segunda vertical registrada, con el crecimiento más rápido en todo el mundo durante 2020.

El fondeo por medio de levantamiento de capital –en contraste con la adquisición de deuda–, puede acelerar el crecimiento de las empresas y las vuelve más eficientes, más innovadoras y competitivas en el mercado. Una consideración extra –y de suma importancia–, es que en el levantamiento de capital –en cualquiera de sus formas– los inversionistas van de la mano con el emprendedor, tanto en las utilidades como en los riesgos; algo que al adquirir deuda con las instituciones financieras no ocurre: sólo se benefician de las utilidades y sus flujos, sin participar de los riesgos, al estar garantizados sus créditos.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO