COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El hielo del Ártico ha marcado el segundo récord de descenso luego de un verano caluroso y esta pérdida de hielo va a traer consecuencias ecológicas importantes

 

La extensión de hielo ártico al final del verano luego de el derretimiento al final del mismo alcanza los 4.1 millones de  km cuadrados, empatado en el segundo nivel más bajo con el 2007, según el Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo (
) en los EE.UU.

Hubo alrededor de 750.000 kilómetros cuadrados más de hielo derretido en la región polar a fin del verano de 2016 que el récord mínimo de 2012, debido a que la cubierta de hielo cayó muy por debajo de la media del promedio de los últimos 37 años para este momento del año, muestran las cifras preliminares .

 

Con el avance del calentamiento climático, el Ártico sufrirá pérdidas dramáticas de hielo en los próximos años, pronostican los científicos.

“fue un verano tormentoso, nublado y bastante fresco, dijo Mark Serreze- director de NSIDC-, esas condiciones climáticas enlentecieron la pérdida de hielo, así y todo logramos empatar con el segundo record más bajo de hielo registrado por el satélite.”

 

Ted Scambos, jefe científico  del NSIDC dijo “esto sugiere que en el corto plazo, con la continuidad de condiciones climáticas de mayor temperatura, veremos pérdidas dramáticas del hielo ártico.”

“Es muy significativo que los diez años con el grado más bajo de hielo marino del Ártico han sido  en los últimos diez años”, dijo Ed Blockley que dirige la Oficina Meteorológica Polar Climate Group del Reino Unido. “La tasa actual de pérdida de hielo marino del Ártico verano es del 13 %  por década lo que equivale a una pérdida anual mayor que el tamaño de Escocia.”

 

El hielo del Ártico se derrite a las cálidas temperaturas del verano antes de que el descenso de las temperaturas comience a incrementar la extensión máxima de hielo durante los meses de invierno.

 

El invierno pasado comenzó con la cubierta de hielo en los niveles más bajos vistos para esta estación. Los científicos de NSIDC dijeron que esta estación de deshielo comenzó con una capa muy fina de hielo en superficie, lo cual necesitó menos energía para su derretimiento y pudo contribuir a los bajos niveles vistos este año.

 

Expertos de la NASA de USA agregaron que la estación de deshielo comenzó con una medida minima de hielo record para marzo y vió una rápida pérdida de hielo hasta mayo, la cual fue desacelerándose a partir de junio y julio gracias a la mayor nubosidad y bajas presiones.

Luego de dos extensas tormentas ocurridas en el Ártico durante el mes de Agosto, el derretimiento del hielo marino se aceleró a principios de septiembre, dijeron.  La pérdida a largo plazo de los hielos árticos puede afectar a la fauna de la zona, especialmente a los osos polares y las gaviotas marfil.

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO