COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

(México) Debido al incremento de la demanda de servicios móviles, en México los responsables de la elaboración de las políticas y regulación en el sector de las telecomunicaciones deben alentar la inversión, la innovación y la competencia en todos los niveles de las cadenas de valor, según expuso la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

En el país, se han contabilizado más de 95 millones de líneas de telefonía móvil y más de 37.6 millones de usuarios de internet. “Este auge se debe a los planes de servicios de datos no costosos y de tarifa fija. La telefonía móvil de banda ancha se cuenta entre las áreas en que se esperan utilidades crecientes”, señaló la OCDE.

También se ha estimulado el crecimiento del uso de datos a través de planes tarifarios mejor adaptados a los usuarios y de las tiendas de aplicaciones, que han creado un modelo de negocio. Para el organismo, incrementar el tráfico en las redes móviles podría reducir el desempeño de red en las áreas y horas más saturadas del día, lo cual obligaría a los operadores a invertir en capacidad de red para permitir rapidez y nivel de uso simultáneo mayores.

Los operadores también están desarrollando opciones de tarifas para administrar mejor el uso de red y los requerimientos de los usuarios. Mientras que las bandas espectrales más bajas ofrecen capacidad de buena transmisión y requieren menos estaciones base para su uso en una región determinada, adecuadas para áreas rurales.

Según el reporte, las tecnologías de comunicaciones y banda ancha, en particular, cada vez más se perciben como factor en desarrollo social y económico. Fomentar la competencia y la innovación tiene un papel clave para poner los servicios al alcance de consumidores y de las empresas a precios accesibles.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO