COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La industria IT se encuentra en alerta por la escasez de talento en un área donde cada vez más personas son requeridas, la de ciberseguridad. En 2020 se publicaron más de 166,000 búsquedas de analistas de seguridad y se espera que este sector crezca un 28% en la próxima década, según un informe de Randstad.

Superando todos los pronósticos, la brecha de profesionales de ciberseguridad viene creciendo hace años, y se acentuó en el último año a raíz de la pandemia de covid19. El (ISC), organismo que ofrece certificaciones en seguridad y monitorea anualmente situación, había asegurado en 2017 que para 2022 la falta de profesionales llegaría a los 1.8 millones. Sin embargo, la última edición de su reporte habla de 4.07 millones. Esto significa que para que las empresas logren cubrir sus necesidades de ciberseguridad, la fuerza laboral debería aumentar en un 145%.

Ver más: Ciberseguridad, el mayor desafío de los líderes empresariales para un año con más ataques

Como respuesta a este escenario se fundó Ekoparty Hackademy, una academia de ciberseguridad que tiene como misión el desarrollo profesional y el fomento del talento en el sector. Con más de 20 líderes y referentes de la industria como docentes, y con el aval de Ekoparty, la conferencia de seguridad más grande de la región, esta iniciativa se propone conectar los skills técnicos de la comunidad con las necesidades de las organizaciones.

Pedro Adamović, Director de Seguridad de la Información (CISO) de Banco Galicia y docente de Ekoparty Hackademy, comenta que “hubo un aumento exponencial de los riesgos y ataques cibernéticos producto de la pandemia, lo que acrecentó la demanda de talento calificado por parte de las organizaciones. Desde la gestión de la ciberseguridad se necesita reforzar las estrategias de defensa y los profesionales de Latinoamérica son muy requeridos a nivel mundial”.

Sin embargo y además de la escasez, una gran parte de los perfiles disponibles no logran satisfacer los requerimientos de las empresas. “Es notoria la falta de conocimientos de base para abordar las temáticas de seguridad, como es el caso de redes informáticas y manejo de sistemas tipo GNU/Linux. Adicionalmente, la capacidad de expresar ideas en textos e informes técnicos también es una habilidad que debería tener mayor relevancia para cumplir con las exigencias del mercado laboral”, comenta Federico Pacheco, Director de Ekoparty Hackademy.

Ver más: SoftBank lidera la ronda de inversión de la startup de mayor crecimiento en Miami

En ciberseguridad las especialidades más buscadas por los estudiantes son las relacionadas con seguridad ofensiva, que implica la ejecución de pruebas de penetración para comprobar las medidas de seguridad. No obstante, “el mercado requiere una gama más amplia de especialidades que incluyen principalmente la gestión de la seguridad de la información, la gestión de riesgos de seguridad, la inteligencia de amenazas, la seguridad ofensiva y el análisis de normativas”, describe Pedro Adamović.

Hay ciertas habilidades que los estudiantes ignoran o minimizan, pero que son centrales a la hora de ser seleccionados para un empleo: “Como hard skills, podemos señalar la interpretación general de textos; redes informáticas y protocolos de comunicaciones; hardware y arquitectura de computadoras; redacción de informes técnicos y documentación. Como soft skills, trabajo en grupo, resolución de conflictos interpersonales y tolerancia a la frustración”, agrega Leonardo Pigñer, CEO de Ekoparty.

Todo indica que la disponibilidad de cursos y más ofertas de formación permitirán formar más expertos. El tema es cómo resolver la brecha hasta poder contar con esos recursos capacitados para un mercado laboral cada vez más demandante y en constante evolución.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO