COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

¿Cuándo podremos salir de nuestras casas? ¿Cuándo desaparecerá la pandemia y la vida volverá a ser algo con al menos un parecido a lo normal?

En esta pandemia el distanciamiento social se llama Fase I. La Fase II, es una etapa relativamente permisiva durante la cual, como la mayoría de las escuelas, universidades y empresas pueden reabrir, el teletrabajo continuaría donde sea conveniente; las reuniones sociales seguirían estando limitadas a menos de 50 personas siempre que sea posible.

Para llegar a la Fase II, una cosa que los funcionarios necesitarán desplegar es una capacidad significativa para hacer un seguimiento de contactos.

Los autores de un nuevo artículo de Science concluyen que cuando se trata del nuevo coronavirus, “la propagación viral es demasiado rápida para ser contenida por el rastreo manual de contactos”. Una aplicación puede ser la respuesta para lograr “el control de la epidemia si es utilizada por suficientes personas”, escriben los investigadores de la Universidad de Oxford.

“Los diagnósticos de coronavirus se comunican al servidor, lo que permite la recomendación de cuarentena estratificada por riesgo y medidas de distanciamiento físico en aquellos que ahora se sabe que son posibles contactos, al tiempo que preserva el anonimato de la persona infectada”, Luca Ferretti, investigadora principal de Big Data de la Universidad de Oxford escribe: “Las pruebas [COVID-19] pueden ser solicitadas por personas sintomáticas a través de la aplicación”.

Madhav V. Marathe, informático y experto en epidemiología computacional de la Universidad de Virginia, dice que si las aplicaciones de rastreo de contactos pueden superar las preocupaciones de privacidad, ciertamente ayudarían a contener el brote de coronavirus. “Creo que tendrían un impacto significativo en el control de la enfermedad”, dijo. “En un mundo perfecto, creo que esas son ideas excelentes”.

Un grupo del MIT ha diseñado un software que puede compartir datos de ubicación anónimos entre teléfonos para que las personas sepan si han entrado en contacto con una persona infectada que usa una aplicación llamada Private Kit: Safe Paths.

En Singapur, un país que recurrió al rastreo de contactos de teléfonos celulares, con una aplicación llamada TraceTogether utiliza Bluetooth para iniciar sesión cuando el teléfono de un usuario encuentra otro teléfono que tiene la aplicación. Si alguien da positivo por COVID-19, él o ella pueden enviar fácilmente un registro de todas las demás personas (y sus teléfonos) con los que tuvo contacto en los últimos 21 días.

Hasta ahora, ese país de aproximadamente seis millones de personas ha tenido menos de 1,000 casos de COVID-19 y solo tres muertes, según un recuento del 1 de abril de la Organización Mundial de la Salud. Singapur se muestra como un ejemplo en lo que respecta al rastreo de contactos y el aislamiento de casos potenciales.

“La divulgación de información epidémica es muy importante para la prevención y el control de enfermedades, porque experimentamos el fracaso del control y la prevención de enfermedades durante el MERS de 2015″, HyunJung Kim, estudiante de doctorado en biodefensa en la Universidad George Mason, quien ha escrito sobre el sistema de salud público de Corea del Sur,”La información … hace que las personas se sientan más cómodas porque pueden evitar las áreas donde las personas infectadas pasaron”.

“El gobierno coreano alienta a las personas a realizar distanciamientos sociales, pero si tienen que ir a lugares esenciales como mercados o trabajo, el gobierno le pide a las personas que usen máscaras”.

El gobierno de Trump ahora dice que incluso con distanciamiento social, COVID-19 podría cobrar 240,000 vidas en los Estados Unidos.

“También hemos visto un rápido aumento en las medidas de distanciamiento social, como el cierre de escuelas y la cancelación de eventos deportivos y otros eventos,” Tedros Adhanom Ghebreyesus, el director general de la Organización Mundial de la Salud dijo a la prensa recientemente.

“Pero no hemos visto una escalada lo suficientemente urgente en las pruebas, el aislamiento y el rastreo de contactos, que es la columna vertebral de la respuesta”.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO