COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El fabricante de procesadores Qualcomm anunció que se venderán 5.000 millones de equipos conectados (sin contar smartphones) para 2018, razón por la cual reveló que espera ayudar a la industria con la provisión de pequeños chips de bajo consumo en artefactos hogareños, automóviles, establecimientos médicos, wearables y ciudades inteligentes.

Durante el evento “Internet of Everything” que se realizó en San Francisco a mediados de este mes, la compañía aseguró que vendió más de 120 millones de soluciones para casas inteligentes el año pasado. También destacó el papel fundamental que tendrá la computación en la nube, pues esta plataforma permitirá almacenar y analizar la información que generarán estos dispositivos, y ofrecer mejores soluciones a los consumidores.

Derek Aberle, vicepresidente de la firma, que sus procesadores ofrecerán conocimiento e inteligencia para que los integradores puedan crear sus propias soluciones. Además, citó que la oportunidad económica de IoT puede ser entre 1.000 millones o 19.000 millones de dólares, dependiendo de la consultora que lo calcule. Pero más allá de eso, el tamaño del mercado es tal que compañías lídres (Samsung, Microsoft, Google, Intel) ya despliegan sus estrategias para brindar productos conectados.

Además, criticó a otras empresas, que sólo “lanzan comunicados de prensa” sobre sus productos IoT, mientras Qualcomm ha estado en ese mercado durante largo tiempo. “Hemos tenido más de 2.000 millones de dólares de ingresos de la unidad de procesadores relacionada con la Internet de las cosas”, puntualizó Aberle.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO