COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El fabricante de chips está en conversaciones para hacerse de NXP Semiconductors, de Países Bajos, en un trato que podría superar los US$ 30.000 millones y acelerar la consolidación en la industria de semiconductores.

El acuerdo podría llegar en los próximos dos o tres meses, de acuerdo con The Wall Street Journal.

El mercado de fabricante de chips vive una concentración. Desde principio de 2015 se han anunciado ofertas de fusiones o adquisiciones por US$ 200.000 millones. El crecimiento de las ventas se ha aplanado en mercados alguna vez florecientes, como el de los teléfonos inteligentes y computadoras personales.

El proceso de consolidación busca, básicamente, reducir costos y ganar mayores eficiencias. A medida que avanza la miniaturización de los chips, aumenta el costo de desarrollo interno de productos. La adquisición de productos establecidos permite a las empresas ampliar su cartera sin perder dinero tratando de diseñar chips que no se vuelvan exitosos.

NXP espera jugar un papel más importante en la evolución de la industria automotriz hacia los autos conectados. En pos de ello, el año pasado la compañía adquirió Freescale Semiconductor por US$ 12.000 millones. El mercado automotriz es también un objetivo de crecimiento para Qualcomm.

Qualcomm podría cambiar radicalmente, en caso de concretarse la compra de NXP. La compañía estadounidense obtiene la mayor parte de sus ingresos por venta de chips, aunque más del 50% de sus ganancias provienen del cobro de licencias de sus patentes inalámbricas a casi todos los fabricantes de teléfonos móviles. La compra de la compañía holandesa expandiría el negocio de chips de Qualcomm a muchas industrias.

Con base en Eindhoven (Países Bajos), NXP reportó ventas por US$ 6.100 millones y ganancias por US$ 1.500 millones el año pasado. La compañía fue fundada hace más de 60 años como una división de Royal Philips y fue vendida a un consorcio privado en 2006. Durante 2010 se convirtió en una empresa pública.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO