COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Cuando el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, afirmó recientemente que iba a “prohibir” TikTok en Estados Unidos, los creadores de la app realizaron una retransmisión en directo dirigiéndose a todos sus usuarios y animándoles a seguirlos en Instagram y YouTube. 

Ahora la empresa matriz china de TikTok, ByteDance, tiene 45 días para vender las operaciones estadounidenses de la aplicación antes de una posible prohibición, y está en conversaciones con Microsoft y Twitter para llevarlo a cabo, el caos resultante aceleró algo que ya había empezado antes: el surgimiento de una ola de competidores de TikTok. “Todo el mundo está en guerra para intentar captar a la mayoría de los usuarios”, afirma Alessandro Bogliari, director de la agencia de redes sociales Influencer Marketing Factory.

Twitter se suma a la puja por TikTok

TikTok roba datos privados de usuarios, según el Wall Street Journal

Trump impone condiciones a Microsoft para la compra de TikTok

Suponiendo que se llegue a un acuerdo, parece probable que el dominio de TikTok se mantenga a salvo. La app resulta especialmente atractiva por sus algoritmos de recomendaciónpor las funciones que ofrece a los creadores para ayudarles a generar vídeos y colaborar con otros, y por su capacidad de lanzar a casi cualquier persona a la fama viral al menos durante un tiempo, algo que es más difícil de lograr en otras redes sociales. Pero eso podría cambiar teniendo en cuenta que su futuro pende de un hilo.

Hay cuatro apps que aparentemente podrían quedarse con los seguidores de TikTok y serían las siguientes:

Byte, la continuación de Vine

Vine es el ejemplo de lo extraño que resulta el mundo de los negocios, dentro y fuera de internet. Una app que se lanzó en 2012 con gran éxito y aceptación por parte de los internautas, que subían vídeos breves, los compartían y que incluso generó un ecosistema de viners profesionales al estilo de los youtubers actuales.

Pero tras la compra por parte de Twitter, a finales de 2016 Vine cerraba sus puertas y los viners profesionales tuvieron que migrar a YouTube e Instagram. Un cierre inexplicable, ya que las funciones de vídeo de Twitter estaban en pañales y la competencia como Instagram todavía no estaba a la altura.

Curiosamente, dos años más tarde, Dom Hoffman, uno de los tres fundadores de Vine, anunció que iba a resucitar Vine con un nuevo servicio o app que se llamaría Byte. Y aunque en un principio se lanzaría en primavera de 2019, el lanzamiento definitivo ha sido recientemente, en concreto el 24 de enero de este 2020.

Bogliari describió a Byte como la menor amenaza para el dominio de TikTok entre los candidatos, pero eso podría ser justo por lo que resulta divertido usar Byte. Hay mucho arte y música, además de subgéneros de humor que son similares a Alt TikTok. Es un nicho, y tal vez eso sea la clave.

Reels, la réplica de Instagram

Facebook, propietario de Instagram, tiene un amplio historial copiando las características de otras plataformas exitosas de redes sociales y absorbiéndolas en sus propios productos. Reels es su último intento de llevarlo a cabo como parte de Instagram, y permite a los usuarios crear vídeos en bucle de 15 segundos. Hay una pestaña que conduce a una fuente de contenido de Reels, muy parecida a la página “Para Ti” de TikTok.

Reels se lanzó el pasado miércoles en EE. UU. tras las pruebas realizadas en algunos mercados internacionales.

Reels ya tiene una enorme base de posibles usuarios porque es parte de Instagram. Y es un clon bastante bueno de TikTok, asegura Bogliari. “Personalmente, me gusta, creo que es muy similar a TikTok”. Aunque le faltan algunas funciones, son fáciles de copiar. Bogliari cree que Reels sería una amenaza realmente viable para TikTok si consigue atraer a la Generación Z a Instagram y promocionar Reels mejor que IGTV, su anterior intento para atraer una audiencia apasionada por los vídeos.

 

Triller, la app rival de TikTok que usa Donald Trump

Triller no es una aplicación nueva, ya que se creó en 2015 y tiene una larga trayectoria, pero el desembarco del presidente de Estados Unidos en ella ha hecho que muchos la descubran recién ahora. Esta aplicación, disponible para móviles Android e iOS, es una red social de vídeos musicales con un funcionamiento muy similar al de TikTok, pero tiene su base en Los Angeles, Estados Unidos.

La aplicación permite crear “videos de aspecto profesional”, como asegura Triller en la App Store, y utiliza inteligencia artificial para editar los contenidos grabados por los usuarios de manera automática.

Ha reclutado a algunos de los influencers más populares de la red social china, que ahora publican en Triller sus bailes con los productos de la marca.

Triller parece un TikTok más refinado, lo que quizás se deba en parte a la promoción de la app por parte de las celebridades que la plataforma ha atraído de TikTok. También tiene algo que ver con que Triller se dedica más a sus funciones de edición con la inteligencia artificial (IA) que en sus algoritmos de recomendación y búsqueda, algo que juega un papel muy importante para que TikTok sea tan especial. Sin olvidar sus orígenes, Triller también se centra mucho más en la música.

Bogliari opina que Triller es bueno para las marcas, porque la plataforma ya tiene acuerdos con muchas discográficas importantes.

También podría convertirse en el lugar principal para los influencers de TikTok que quieren pasar a otra app con características similares e invertir en ellas.

No obstante, TikTok no se queda parado ni deja que las apps como Triller les roben las estrellas: acaba de anunciar que apoyará a los creadores estadounidenses con más de 1.000 millones de dólares (848 millones de euros) de financiación durante los próximos tres años a través de un nuevo fondo para creadores.

Clash, una app para los que quieren ganarse la vida

Clash, también ha experimentado una explosión de nuevas descargas después de los comentarios de Trump sobre TikTok. Sin embargo, Clash tiene una gran característica distintiva de todas las demás aplicaciones en esta lista, incluida TikTok: parece priorizar la búsqueda de las formas para que los creadores saquen provecho económico inmediato con su contenido.

La app todavía está en versión beta y solo está disponible en iPhone. Es la única aplicación de la lista que no hemos podido probar personalmente (solo tengo un smartphone con el sistema Android).  Bogliari la describió como llena de “energía de Vine” y la más parecida a TikTok de todas las demás.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO