COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La Industria 4.0 es el resultado de un nuevo capítulo de un proceso que arrancó con la Revolución Industrial. Por Industria 4.0 entendemos los frutos que la industria está recogiendo a raíz del desarrollo de las tecnologías vinculadas a la fabricación y a los flujos de información dentro de las plantas productivas.

Existen varios elementos vinculados a ella que son precisamente de los que te hablaremos a continuación.

El futuro de la industria y el Big Data están involucrados con estas variables y por ello es fundamental para implementar la competitividad de cualquier empresa sumarse a estos cambios.

¿Qué es la Industria 4.0?

La industria 4.0 es el conjunto de procesos encaminados a automatizar y mejorar el intercambio de datos e información en los centros productivos a raíz de la presencia de los nuevos desarrollos tecnológicos producidos desde principios de siglo. Entre ellos están los sistemas cibernéticos, la computación en nube e internet. Todos ellos han dado como resultado una serie de beneficios que son precisamente las características de esta Industria 4.0.

Tecnologías como la robótica o la sensórica son protagonistas en el proceso de mejora de todos los procesos y también en el de las cualidades de la propia revolución tecnológica que estamos experimentando. Entre ellas, tal y como hemos dicho, está muy presente el Big Data, que es la que hace de cobertura a las principales funciones de los sistemas MES, software ERP y de gestión y, en general, todo lo que hace falta para convertir a las plantas productivas actuales en fábricas inteligentes.

Este desarrollo repercute, por lo tanto, en una mayor automatización de los procesos y, al mismo tiempo, en un notable incremento de la eficiencia vinculado a la mejor obtención de datos y la posibilidad de introducir mejoras de una forma más sencilla. Al mismo tiempo, la Industria 4.0 es el marco donde la toma de decisiones experimenta también un aumento de su calidad para el presente y el futuro.

Sintetizando, podríamos decir que la Industria 4.0 es el resultado de aunar las tecnologías que hicieron posible la llamada Tercera Revolución Industrial con las tecnologías punteras que han surgido en los últimos años. Aquellas, tienen que ver con la automatización de procesos y el desarrollo de nuevas y mejores formas de producción. Estas últimas tienen que ver con la recopilación y gestión de la información así como con su procesamiento y el flujo de datos a través de redes.

Características específicas de la Industria 4.0

A continuación queremos exponer algunas de las principales características que tiene la Industria 4.0 y que sin lugar a dudas deberías conocer para sacarle el máximo rendimiento y sumarte a una revolución que lleva más allá la competitividad y eficiencia de los centros productivos.

1.- Virtualización

Como consecuencia del implemento de las nuevas tecnologías aparecidas desde principios de siglo a los sistemas y plantas productivos, la información ha quedado virtualizada después de su recogida en sensores para quedar conectada con sistemas para el análisis de datos, software de gestión para la toma de decisiones, modelos de simulación, etc. De fondo a este punto de la Industria 4.0 está el desarrollo del Big Data.

2.- Conexión de red de todas las variables

Los llamados sistemas ciberfísicos han dado la oportunidad de crear redes interconectadas entre todos los dispositivos de una industria. Desde las máquinas hasta los trabajadores pasando por los cuadros de mando. La información se traspasa en tiempo real y de forma conjunta y sigue su curso incluso hasta el servicio postventa y queda vinculada con la opinión e importancia del cliente. Con ello se produce una constante mejora del proceso y del propio producto.

3.- La variable del tiempo real

Otra de las cualidades más importantes de la Industria 4.0 es que introduce el tiempo real como variable para la producción. Al contrario de la era analógica, donde las operaciones encaminadas a reducir los tiempos muertos suponían tiempos muertos en sí, en la Industria 4.0 el tiempo real hace que la transmisión de información y órdenes se dé de forma prácticamente instantánea.

4.- Diversificación de los centros

Otra de las características importantes de la Industria 4.0 es que permite descentralizar la toma de decisiones y el manejo de la información gracias a las tecnologías y sistemas de los que venimos hablando.

5.- Modularidad

Sin lugar a dudas, uno de los beneficios más importantes de la Industria 4.0 es que permite introducir la modularidad y todas las ventajas que esta tiene para toda clase de empresas. Consiste en que gran parte de los sistemas que se desarrollan a la luz de la mejora de las tecnologías tienen carácter modular, lo que quiere decir que pueden confeccionarse según las necesidades de un sector en concreto o de una empresa en particular. Esto quiere decir que las industrias propias de la Industria 4.0 tienen alta adaptabilidad a las circunstancias y pueden servir a cualquier empresa independientemente de sus características.

6.- Una industria enfocada en el cliente

Como hemos dicho, la Industria 4.0 incluye un mayor y mejor flujo de la información. Esta mejora no solo está relacionada con las tareas de la propia empresa sino también con la relación y comunicación que tiene la empresa de vuelta de sus clientes. Este factor es importante para mejorar la calidad del producto y el servicio.

7.- Análisis óptimo

La Industria 4.0 incorpora elementos que le permiten llevar a cabo un análisis exhaustivo, preciso y rápido acerca de todas las variables involucradas con la producción. Dicho análisis ayuda a que pueda mejorar día a día y, al mismo tiempo, a que puedan tomarse mejores decisiones como consecuencia de la mejora de la información y de su análisis.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO