COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Desde el año 2010, los usuarios en China no pueden ingresar a Google. La prohibición sobre el buscador estadounidense fue generada porque la compañía dejó de censurar sus resultados de búsqueda en el país asiático, en donde la censura es un instrumento clave del gobierno. Frente a esto, la prohibición de Google y todas sus herramientas fue inmediata.

Sin embargo, después de cinco años, Google quiere cambiar esta situación y llevar nuevamente sus servicios a China, un mercado del que nadie quiere estar afuera. Pero para lograrlo, deberá cumplir con varias exigencias estatales.

El primer paso que dará el gigante de Mountain View es lograr la aprobación del gobierno asiático para poder abrir la versión local de su tienda Play de aplicaciones para dispositivos móviles. Para lograrlo, les aseguró a las autoridades chinas que cumplirá con las leyes que le impongan y que bloqueará todas las aplicaciones que ellos consideren necesarias.

Otro de los temas es expandir en dicho territorio una versión del sistema operativo Android para dispositivos wearables, según informó The Information. E incluso podría ofrecer nuevos incentivos a fabricantes de smartphones para que actualicen los teléfonos Android a la última versión de su sistema operativo.

En cuanto a las aplicaciones que estarían disponibles en la tienda Play, sólo funcionarán con la versión M de Android, la que se lanzó recientemente, y en dispositivos que cumplen con los requisitos del Ministerio de Industria y Tecnologías de la Información de China. Estas aplicaciones también ayudarán a los desarrolladores chinos a que puedan vender sus apps fuera de su país.

Seguramente esto será solo el principio. Es que Google está viendo los beneficios que se está perdiendo de un mercado tan grande como el chino y prefiere aceptar la censura antes que seguir afuera como espectador, como lo está haciendo estos últimos años.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO