COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El gobierno del Reino Unido está muy entusiasmado con la incorporación a su vida cotidiana de autos autónomos. Es por eso que planean el año próximo comenzar con las pruebas de estos vehículos en las autopistas y en solo cuatro años, si todo va bien, permitir que comiencen a circular por las calles.

El ministro de Finanzas británico, George Osborne, se refirió a este tema previamente a la presentación del presupuesto anual, y afirmó que “Naturalmente tenemos que garantizar la seguridad, y eso es lo que los ensayos que estamos introduciendo pondrán a prueba”.

Para dejar en claro su interés, señaló que “Si las pruebas son un éxito, podríamos ver coches sin conductor a la venta en las carreteras británicas, fomentando el empleo y la productividad del Reino Unido“.

Si bien desde el gobierno habían anticipado que en dicho país no existían barreras legales para probar la tecnología, las pruebas que se harán a partir del 2017, según informó Reuters, serán con autos autónomos en los que haya una persona capaz de tomar el control del vehículo si es necesario.

De acuerdo con datos gubernamentales, el mercado de autos autónomos podría llegar a los US$1,29 billones a nivel global, si bien primero deberá superar algunos obstáculos legales entre los que se incluye quién sería el responsable de producirse un accidente.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

1 COMENTARIO

DEJAR UN COMENTARIO