COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La crisis del coronavirus no ha logrado detener completamente las fusiones y adquisiciones (M&A, en la jerga financiera) en el sector del venture capital. Banco Sabadell ha entrado en el capital de la start up española Fluzo.

Fundada en 2015, Fluzo es una compañía especializada en la medición de audiencias multimedia de audiencias publicitarias a través de una tecnología de reconocimiento automático basado en huellas digitales de audio. Los desarrollos de esta firma permiten rastrear entre contenidos televisivos, radio y vídeo online.

“Contamos con un mismo grupo de usuarios y nuestra tecnología permite identificar todos los usos que hace en televisión, radio, Internet… es decir, que conocemos todos los impactos sobre un mismo grupo de usuarios, lo que tiene un gran valor para el mercado”, explica José Luis Muñoz, CEO de Fluzo. Los servicios de esta empresa de base tecnológica están dirigidos sobre todo a anunciantes, consultoras especializadas en análisis de consumo (como Kantar y Nielsen) y agencias de medios, entre otros potenciales clientes.

La inversión llevada a cabo por el banco catalán es la primera que se da a conocer por parte del sector bancario español en una compañía start up desde hace más de un mes. El pasado 13 de marzo, Santander anunció la compra de un 50,1% de la fintech Mercury TFS por 30 millones de euros.

De la mano de un socio

El banco presidido por Josep Oliu ha participado, a través de su vehículo de inversión en venture capital, en una ronda para ampliar el capital de Fluzo conjuntamente con el fondo especializado Adara Ventures, que ha aportado unos 800.000 euros. Por su parte, Sabadell ha invertido 500.000 euros, según detallan fuentes del banco.

Con estos fondos, los responsables de Fluzo financiarán la entrada de la compañía en nuevos mercados. “Queremos crecer fuera de España y para este año el objetivo es entrar en México y algunos países de Europa”, explica Muñoz.

La entrada de Sabadell en el capital de la start up no conllevará a su vez representación en el consejo de administración de la compañía. Fuentes de la entidad señalan que su política respecto a las inversiones en venture capital es mantener una posición “de observadores”, sin introducirse en los órganos de administración.

A diferencia de otras inversiones en compañías fintech, cuyo objetivo es incorporar nuevos servicios digitales al catálogo del banco, Sabadell se plantea su entrada en Fluzo sobre todo como una inversión financiera, reconocen fuentes de la entidad. Es decir, que la intención es ayudar a la start up a desarrollar su negocio y crecer para poder vender la actual participación con plusvalías en el futuro. “Es un objetivo a cinco años”, advierten desde el banco.

Sabadell cuenta actualmente con una cartera de 38 compañías de base tecnológica en las que ha invertido a través de su vehículo de venture capital. De éstas, en una treintena mantiene participaciones en el capital (como Fluzo), mientras que en las restantes ocho ha entrado a través de algún tipo de deuda o venture debt, detallan fuentes del banco.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO