COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Probablemente, el Galaxy S6 y el Galaxy S6 Edge fueron los teléfonos de los cuales más información se ha filtrado en los últimos años. Además, justo cuando comenzó el evento de lanzamiento, varios medios internacionales (como TheVerge o Engadget) ya contaban con artículos que muestran algunas cualidades de los equipos. Así que el principal interés del Unpacked 2015 fue, principalmente, conocerles la caras a quienes están detrás del diseño de los productos de la firma y algún detalle sobre los nuevos flagships de Samsung.

Diferencias entre las interfaces de usuario del Note 4 y del S6.

“Algunas compañías se diferencian por su diseño. Otras por su practicidad. Pero la gente quiere ambas. Nuestra meta era simple: los smartphones más hermosos en la historia de Samsung y los smartphones más avanzados en el mundo. Eso es lo que viene”, arrancó JK Shin, CEO de Samsung. Tras un video introductorio, destacó que el Galaxy S6 y del S6 Edge son “los teléfonos más avanzados del mundo, con capacidades que ningún otro teléfono puede igualar“.

El ejecutivo destacó la novedad del S6 Edge, que con una pantalla que sobresale hacia los bordes curvos del equipo, permite realizar acciones desde el costado del equipo. Con respecto a la pantalla, el mandamás de la firma destacó que tiene recubrimiento Gorilla Glass 4, que es un 50 por ciento más resistente que versiones anteriores.

Las dos apuestas de Samsung: S6 Edge y S6.

Luego fue el turno de Hyun Yeul Lee, vicepresidente de Design with purpose, quien destacó que reemplazraon los iconos por textos más claros. También eliminaron alertas y notificaciones innecesarias. Otra novedad fue la implementación de códigos de colores para asociarlos con las aplicaciones y que sea más fácil reconocerlos. Verde para el teléfono, violeta para videos, por ejemplo.

También resaltó que las opciones más utilizadas están en un solo botón, no hay scrolling y se incorporaron controles avanzados para los fotografos casuales. Con respecto al famoso borde del celular, se puede asignar un color a cinco contactos elegidos y ese color iluminará el borde para que incluso con el teléfono mirando para abajo el usuario sepa quién llama. Se puede pasar la huella digital para una respuesta automática a un llamado.

Justin Denison fue el encargado de indicar las capacidades de hardware del equipo. El procesador tiene ocho núcleos y es de 64 bits, fabricado bajo una plataforma de 14 nm que lo torna más pequeño y eficiente. Con respecto a la memoria RAM, cuenta con 4 GB DDR4 mobile flash, la más rápida posible. La pantalla también es una gran inclusión: 5.1 pulgadas, QuadHD, con una densidad de 577 píxeles por pulgada cuadrada y con 77% más píxeles que el S4.

La resolución de las cámaras no tiene muchos cambios con respecto a la versiones anteriores: 16 MP para la trasera y 8 MP para la frontal. Con respecto a la primera, permite tomas con luz baja, tiene HDR en tiempo real, una apertura de F1.9 y OIS, que ofrece videos más luminosos. Además, promete tomar fotografías en sólo 0,7 segundos.

Con respecto a la batería, Samsung promete que estos equipos pueden cargarse en sólo 10 minutos para ofrecer una autonomía de cuatro horas y demora la mitad que el iPhone 6 para cargarse al 100%. No es removible, acepta carga inalámbrica y promete un rendimiento de 12 horas con Wi-Fi, 11 con LTE y 13 reproduciendo videos. Vendrá con tres “sabores” de almacenamiento: 32 GB, 64 GB y 128 GB; y estará disponible desde el 10 de abril en 20 países.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO