COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Los reportes de incendios y explosiones del Galaxy Note 7 provocaron el mayor recambio en la historia de tecnología de consumo: más de 4,3 millones de unidades fueron recuperadas por el gigante surcoreano. La causa de estas fallas se conocería antes del fin de 2017 aseguró The Korea Herald.

Una investigación realizada por la propia empresa arrancó “desde cero” a principios de noviembre y tiene como finalidad hallar las razones de los fallos en la batería de la phablet. El “silencio” de Samsung, que se contrapone a su política de comunicación abierta, finalizaría antes del término de 2016.

Según el medio mencionado anteriormente, la firma surcoreana está analizando qué fue lo que falló en las baterías y cómo provocaron la explosión de los equipos. Una vez conocidas las causas, la compañía decidirá qué hará con los equipos que recuperó.

Por otra parte, la empresa quiere dar con la causas antes de la producción masiva de otros equipos, como el Galaxy S8, que lanzaría en el primer trimestre de 2017. Además, el primer fabricante mundial de smartphones estaría considerando un cambio en la estructura de la empresa.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO