COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Son muchas las cosas que no sabemos todavía del coronavirus, muchas de ellas relacionadas con posibles complicaciones a mediano y largo plazo.

Durante una reciente entrevista con la emisora estadounidense NBC, la médica Dena Grayson dijo que había una creciente preocupación de que el COVID-19 pudiera causar dificultades a la larga para lograr una erección.

Ver más: El COVID-19 podría transmitirse por vía sexual y causar infertilidad

Sabemos que causa problemas en los vasos sanguíneos”, dijo Grayson. “Así que esto es algo que preocupa mucho, no solo que el virus pueda matar, sino que en realidad puede causar complicaciones potenciales a largo plazo y de por vida”.

Según un estudio realizado en Italia en julio, la disfunción eréctil es un factor de riesgo para contraer una neumonía tras contagiarse con el COVID-19, y también una “consecuencia probable” tras haber superado la enfermedad.

“La disfunción eréctil es un biomarcador perfecto de la salud física y psicológica en general”, dijo el autor principal del estudio, Emmanuele Jannini, profesor de endocrinología y sexología médica en la Universidad Tor Vergata, en Roma.

La disfunción eréctil ocurre cuando el flujo sanguíneo hacia el pene es limitado. Las causas pueden ser complejas y variadas, tanto fisiológicas como psicológicas. Problemas del sistema cardiovascular, del sistema nervioso y del sistema endocrino pueden causar problemas para lograr una erección.

Ver más: El COVID-19 provoca un deterioro de las capacidades cognitivas

Se ha descubierto que el coronavirus ataca las paredes internas de los vasos sanguíneos, llamadas endotelio, de todo el cuerpo, incluidas las del pene, lo que puede causar bloqueos vasculares.

Hay vasos sanguíneos particularmente pequeños en el pene que pueden bloquearse rápidamente cuando se restringe el flujo sanguíneo arterial.

“A medida que pasa el tiempo y cada vez se contagian más personas, lamentablemente veremos más consecuencias negativas a largo plazo por la infección”, dijo Grayson. Los expertos dicen que la mejor manera de prevenir las posibles consecuencias a largo plazo del COVID-19 es, en primer lugar, evitar el contagio.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO