COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

ZTE, empresa de telecomunicaciones y soluciones de tecnología para Internet Móvil, realizó la primera conducción remota 5G del mundo mediante equipos terminales de línea óptica (OLT). Esto se logró por medio de una red de alta velocidad conectada a un Centro Inteligente de Manejo haciendo así que sea posible conducir un autobús de manera remota (sin un conductor a bordo de la unidad) y de forma segura aún frente a las cambiantes condiciones cotidianas de una carretera.

¿Cómo se logró esto?

Las unidades sin conductor transitan en rutas planificadas previamente, pero en escenarios del mundo real y bajo condiciones de tráfico que pueden cambiar rápidamente. Esto garantiza un transporte público seguro por medio de conducción remota aún en las complejas circunstancias del manejo cotidiano. Estos autobuses controlados a distancia han sido modificados con componentes electrónicos de la más alta tecnología, instalando tres cámaras y un sistema de control eléctrico modernizado el cual envía las condiciones de la carretera en tiempo real al Centro Inteligente de Manejo. El sistema de control eléctrico en carretera está conectado con la cabina a través de redes 5G y PON (redes ópticas pasivas) lo cual permite al autobús sincronizar sus movimientos con las operaciones realizadas en la cabina de conducción remota.

Ver más: Transporte conectado vía IoT: rumbo a un futuro mejor

En el Centro Inteligente de Manejo la velocidad de descarga alcanza velocidades superiores a 1 Gb/s gracias a lo cual la latencia del video en tiempo real entre el sistema de control eléctrico del vehículo y la cabina remota del vehículo, se reduce en un 92% dando una velocidad de respuesta de 10ms. En comparación con la velocidad de respuesta humana que se encuentra en un promedio de 100 milisegundos, el Sistema de Conducción Remota del Internet de los Vehículos (IoV) tiene una respuesta más rápida que la humana.

China Unicom Liaocheng y ZTE construyeron en conjunto una red 5G SA (Stand Alone) en el Campus de Zhongtong para cubrir por completo las carreteras principales. La información sobre el estado de la carretera y el control del vehículo están conectados a la red a través del Gateway 5G a bordo del autobús, el cual a su vez se conecta a la tarjeta ZTE 10G PON OLT que está en el Centro Inteligente de Manejo y que provee con un gran ancho de banda y muy baja latencia. Los servidores BLADE están construidos dentro de las terminales de línea óptica para transportar la información generada (5G UPF) enviando rápidamente las condiciones del camino en tiempo real y de control del vehículo garantizando una latencia de milisegundos de extremo a extremo (end-to-end) para una conducción precisa.

Ver más: El uso de pagos contactless en el transporte público se disparará hacia 2024

Este proyecto provee de una nueva solución para la aplicación de servicios inteligentes de transporte. El MEC (Multi-acces Edge Computing) se implementó para el Internet de los Vehículos creando escenarios de conducción remota con sistemas mucho más ágiles y responsivos. ZTE está comprometido con la investigación y el despliegue de soluciones innovadoras para el acceso de banda ancha inalámbrico y por cable. La implementación de este proyecto de Conducción Remota 5G no solo promueve el desarrollo del sector del transporte inteligente, sino que también impulsa la aplicación de tecnologías 5G y MEC en las verticales de la industria.

El proyecto ha obtenido un alto reconocimiento y ha ganado tres premios importantes: el Premio a la Mejor Innovación en el Broadband World Forum de 2020, el Premio a la Solución de Innovación que otorga la Lista de Industrias de la Comunicación 2020 y el Premio a la Innovación de Nuevos Servicios en el Congreso Mundial Layer 123 2020.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO