COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Barcelona es la cuarta ciudad europea más atractiva para las empresas de tecnología financiera o ‘fintech’ por detrás de Londres, Berlín y París, mientras que Madrid ocupa el sexto puesto por detrás de Manchester, según un estudio de Savills.

Según la consultora todas estas son ciudades que combinan una infraestructura de servicios financieros, sólidos fundamentos demográficos, gran cantidad de talento e innovación, relativa asequibilidad y atractivos entornos empresariales.

“A pesar de una tasa de penetración de la banca online relativamente baja en comparación con otros países europeos, el año pasado se registraron en España 927 patentes y, como resultado, 70 de las empresas de más rápido crecimiento de Europa en 2019 tienen su sede en España”, explica el informe.

Una de las mayores fintech de Europa aterriza en España

Fintech española cerró una ronda de financiación de 2,2 millones de euros

Dos fintechs mexicanas trabajan juntas con el fin de consolidar el sector

Barcelona ha atraído 182 millones de euros de capital de riesgo fintech en los últimos cinco años, más que los 80 millones de euros de Madrid.

“Las fuertes perspectivas de crecimiento del empleo tecnológico y la población en edad laboral de Barcelona son un factor clave, junto con el coste laboral”, apunta la firma. Así, asegura que contratar a un ingeniero de software en Barcelona resulta de media más de 10.000 euros al año más barato que en Londres y la relación precio de la vivienda/ingresos es casi la mitad. Las empresas también se benefician de rentas de oficinas por debajo de un tercio del coste de oficinas en Londres.

Savills pone como ejemplo de la consolidación de Barcelona como emplazamiento de primer nivel para atraer a este tipo de compañías el desembarco del grupo ‘fintech’ PayRetailers en la Avenida Diagonal.

“Sus planes de expansión la han llevado a alquilar en plena pandemia una nueva oficina por el momento de 300 m2 con posibilidad de ampliar en una de las zonas más representativas de Barcelona”, explica Savills.

Marie Laure Fenet, directora de Oficinas de Savills Aguirre Newman Barcelona, explica que la Ciudad Condal “es un polo de atracción para este tipo de compañías, gracias al reconocimiento que está adquiriendo a nivel internacional por haberse posicionada como una ciudad claramente innovadora y tecnológica. Asimismo, ofrece ventajas frente a otras ciudades europeas, por ofrecer todavía unas rentas de oficinas muy competitivas”.

La competencia

Por su parte, Londres ha atraído más inversiones de capital riesgo en el sector de la tecnología financiera que cualquier otra ciudad europea debido a la presencia de los servicios financieros mundiales, el acceso a los talentos del sector tecnológico y financiero y a un entorno de regulación favorable.

La capital británica se ha convertido en una opción obvia gracias al conjunto de servicios financieros, que ofrecen un gran potencial de crecimiento para las empresas fintech, y a una excelente reserva de talento, con tres de sus universidades clasificadas en la lista de las 100 mejores universidades del mundo“, según la guía de universidades del diario The Times.

Pese a ello, y por la gran competencia que hay, las empresas ‘fintech’ de la capital británica empiezan a dar sus primeros pasos hacia la expansión internacional, donde Berlín y París se están convirtiendo en destinos muy atractivos para este tipo de compañías.

Berlín se está convirtiendo rápidamente en el destino más deseable para las empresas europeas de este tipo. El rápido crecimiento de la población de estudiantes y jóvenes profesionales están impulsando la innovación en toda la ciudad”, explica el informe.

En el año 2019 se firmaron más patentes en Alemania que en cualquier otro país europeo y Berlín es sede de uno de los challenger banks que más rápido ha crecido a nivel internacional, N26. Además, en términos de alquileres, Berlín todavía ofrece un 50% de descuento con respecto a Londres.

Por otro lado, Savills destaca que las credenciales de París como un distrito bancario mundial importante también convierten a la ciudad en un lugar clave para las empresas fintech. Empresas punteras de Francia como Wynd, Invyo, o Tinubu Square han podido beneficiarse de su amplio talento, así como de la creciente penetración de la banca online en Francia.

La consultora también ha identificado a Dublín y Estocolmo como futuros lugares estratégicos para las empresas fintech. La reserva de talento tecnológico de Dublín, los bajos impuestos corporativos y la calidad de vida de la ciudad han atraído a un gran número de compañías tecnológicas globales en los últimos años.

El director de Cross Border Tenant Advisory de Savills, Matthew Fitzgerald, ha destacado la resiliencia que ha mostrado el sector durante la pandemia y cree que la COVID-19 ha impulsado la digitalización del sector bancario y financiero tradicional en los principales países europeos.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO