COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La Special Purpose Acquisition Company (Empresa con el objetivo especial de adquisición) o SPAC es una empresa sin operaciones comerciales que se forma estrictamente para recaudar capital a través de una oferta pública inicial (IPO) con el propósito de adquirir una empresa existente. También conocido como “empresas de cheques en blanco“, los SPAC han existido durante décadas.

Normalmente cuando se crea una SPAC no se dice abiertamente cuál es la empresa objetivo así que los inversores prácticamente dan un cheque en blanco a los directivos de la SPAC para que compren lo que quieran con el dinero. En la práctica siempre hay un plan, aunque suele ser secreto para evitar problemas tanto con los reguladores como con posibles competidores de la compra.

Ver más: Transformación digital: ¿A dónde va el dinero?

Una SPAC tiene normalmente dos años para completar su compra. De lo contrario, la empresa se disuelve y devuelve el dinero recaudado a los inversores.

Cualquier empresa adquirida por la SPAC, sale a la bolsa sin mayores problemas ya que usa la estructura ya armada como vehículo. Es decir que se utilizan estos vehículos para salir a cotizar con menos requisitos regulatorios.

Para tomar dimensión del furor de este tipo de vehículos, basta ver los números. En 2020 las SPACs recaudaron u$s 83.000M en comparación con u$s 13.000M en 2019. Vale agregar que este número supera lo recaudado en 2020 por vía de las salidas tradicionales a la bolsa (Initial Public Offerings), que sumaron u$s 78.000M. En las primeras semanas de 2021 ya se conformaron 67 SPACs, sumando un total de u$s 19.000M (en las primeras tres semanas del 2021 recaudaron más que en todo el 2019).

Ver más: ¿Necesitas fondear tu negocio? Olvídate de los créditos

Aunque las SPACs existen desde la década de los 90, ha sido recientemente cuando han despegado. En EEUU, el país en el que se crearon estas estructuras, se ha visto como se incrementaban de forma muy notable este tipo de salidas a bolsa desde 2013.

Numero Spacs

Cantidad Spacs

Puntos Claves

  • Una SPAC se forma para recaudar dinero a través de una oferta pública inicial para comprar otra compañía.
  • Este regreso a las SPAC es impulsado por la reducción en el pago de dividendos por empresas y las tasas por el piso.
  • En el momento de sus IPO, los SPAC no tienen operaciones comerciales existentes ni siquiera objetivos declarados para la adquisición.
  • Los inversores de la SPAC pueden variar desde fondos de capital privado conocidos hasta el público en general.
  • Los SPAC tienen dos años para completar una adquisición o deben devolver sus fondos a los inversores.

Riesgos para los inversores

Estas compañías, también llamadas “compañías de cheque en blanco”, salen a la bolsa con la promesa de adquirir una futura empresa por medio de una fusión.

Ver más: Sólo el 30% de las PyMEs que buscan exportar tienen acceso al crédito

Los requerimientos para conformar una SPAC no protegen a los inversores, que muchas veces se dejan llevar por el marketing que montan estas empresas sin conocer los riesgos.

Tampoco hay seguridad para el inversor que la SPAC concrete la fusión o adquisición con la empresa que pretende lanzar a la bolsa: otros inversores pueden oponerse a dicha operación. La fusión ni siquiera tiene la transparencia necesaria.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO