Jose Maria Alvarez Pallete presidente de Telefónica
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Telefónica, a través de su vehículo corporativo de inversión, Telefónica Innovation Ventures (TIV) ha llegado a un acuerdo estratégico con Altiostar, un grupo norteamericano que es uno de los pioneros y de los jugadores más importantes en la tecnología llamada Open RAN (Radio Acces Network o red de acceso radio abierta), gracias a sus aplicaciones de software, que permiten ofrecer una solución de RAN abierta y virtualizada.

El acuerdo incluye que TIV tome una participación en Altiostar, mediante la inversión de una cantidad no revelada, pero que le permite convertirse en miembro del recién creado comité consultivo de nuevas tecnologías de Altiostar junto a representantes de otros inversores.

Apuesta estratégica para Telefónica

La tecnología Open RAN es una apuesta tecnológica clave para grupos como Telefónica, Vodafone y Deutsche Telekom, que llevan años trabajando en este ecosistema. Hasta ahora, las redes de telecos son sistemas cerrados en los que todos los componentes de la cadena los proporciona el mismo proveedor. El sistema Open RAN pretende llevar al mundo de las redes de telecomunicaciones un ecosistema parecido al que existe en el negocio de los ordenadores personales, donde hay una gran variedad de proveedores de procesadores, memorias, todo tipo de periféricos y millones de aplicaciones que son compatibles e interoperables entre sí. Open RAN, por tanto, pretende que las redes se descompongan en partes fundamentales y que para cada una de ellas haya muchos proveedores potenciales todos compatibles.

Solo tres proveedores globales

Actualmente, en el mundo hay prácticamente solo cinco grandes proveedores de este tipo de redes tras años de concentraciones entre grupos del sector o de la desaparición de los más débiles. Se trata de la china Huawei, la sueca Ericsson, la finlandesa Nokia, la china ZTE y la coreana Samsung. Sin embargo, en las redes de los operadores occidentales solo tienen cuotas de mercado significativas los tres primeros, lo que lleva a los operadores a la incómoda situación de depender de un oligopolio estrecho de proveedores.

Este panorama ya había empujado a los grandes operadores a estimular el nacimiento de los sistemas abiertos, con la intención de rebajar drásticamente el coste de las redes fijas y móviles. Pero la crisis generada alrededor de Huawei por la beligerancia de la Administración Trump contra el fabricante chino, el líder incontestado del sector, ha acabado de convencer a los operadores de que el impulso definitivo al sistema Open RAN es más prioritario que nunca.

La inversión de Telefónica en Altiostar es, por tanto, un espaldarazo muy significativo a este ecosistema y una prueba del nivel de compromiso de Telefónica con su éxito. Telefónica ya ha iniciado el despliegue de redes basadas en el sistema Open RAN en zonas rurales de Perú, con baja densidad de población. La noticia de la inversión de Telefónica se produce, además, pocos días después de que el CEO mundial de Vodafone, Nick Read, anunciase que la compañía británica había ampliado el despliegue de redes utilizando componentes de Open RAN hasta zonas rurales del propio Reino Unido, lo que supone un salto muy importante, ya que, hasta entonces, sólo lo había utilizado en India y Turquía.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO