COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Nos pide que le llamemos simplemente Tom con la misma llaneza que explica su punto de vista cercano y accesible sobre el temido ‘big data’. Es un término que no le gusta “porque solo indica que hay una gran cantidad de datos”, y él prefiere centrarse en cómo sacar partido a esa montaña de información que recoge, voluntaria e involuntariamente, todo tipo de empresas.

De hecho, su afán principal en esta entrevista (y, en general, en sus conferencias divulgativas) es dar a conocer que el tamaño de las empresas ya no es una barrera para acceder a las ventajas del ‘big data’. Davenport invita a los empresarios de pymes y autónomos a comprobar lo barato que es ya contratar “un pequeño paquete de potencia de cálculo en la nube” para recopilar y tratar los datos que se recogen, por ejemplo, en las webs de estas empresas. Del mismo modo que es muy accesible el hacer un análisis profundo de esos datos y que nos ayude a tomar decisiones.

El ‘big data’ ofrece múltiples posibilidades pero, para comenzar, el profesor del Babson College e investigador del Centro para Negocios Digitales del MIT (Instituto Tecnológico de Massachusetts) aconseja centrarse en analizar dos tipos de datos: los de los precios del mercado en que nos movamos, y los referentes a los clientes.

Y desmiente un tópico muy extendido en el mundo de las ‘startup’: “La intuición es muy romántica y a los emprendedores les encanta usarla, pero no es fiable”. Incluso cuando el ‘big data’ falla, sus conclusiones son siempre mejores que la intuición.

Fuente: Vodafone Empresas

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO