COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Los metales preciosos son particulares por eso la gente los busca tanto, hay una cantidad limitada de estos metales los cuales son producidos cada año y la carencia es la razón de su valor. Los tres principales metales que se comercian con intercambios de futuros en todo el mundo son el oro, la plata y el platino.

Metales preciosos como futuros y opciones

Los futuros y opciones sobre los metales preciosos son producidos, estos vehículos son el siguiente paso hacia abajo en la pirámide. Los contratos de futuros evalúan en bolsas, y tienen un estilo de entrega para vendedores y compradores. Por lo tanto, una buena postura en los futuros puede convertirse en una postura física en los metales durante el lapso de entrega. Un comprador o vendedor puede monitorear una postura de metales preciosos para un pequeño pago inicial.

Llega el euro digital

¿Estados Unidos se prepara para el dólar digital?

ETF: Te contamos qué es un Fondo de Inversión Cotizado y cómo invertir en él

Las opciones sobre los futuros también son resultados que se dan a los compradores y con este el derecho, pero no están en la obligación de comprar o vender específicamente metales preciosos. Las opciones son como “ciertas” pólizas de seguro en el precio. Los vendedores de opciones actúan como la compañía de seguros, mientras que los compradores se puede decir que son la parte consolidada.

Esta vez hablaremos específicamente de un metal precioso con el cual también se puede comercializar muy bien y este es el platino.

El platino

El platino es un metal extraño, aunque hay aproximadamente 2.800 toneladas de producción al año de oro, hay aproximadamente 250 toneladas de producción de platino cada año. El platino tiene bastantes utilidades industriales ya que posee una alta resistencia al calor. El metal también tiene un papel como un metal precioso que muchos inversores tiene como un activo.

Como activos para una inversión, los tres metales preciosos son diferentes de otros productos básicos o materias primas. Mientras que por otro lado los precios de otras materias primas se mueven más y más bajos en términos en cuanto a moneda, los metales preciosos a casi siempre compiten contra las monedas como activos. Las monedas de todo el mundo son los billetes impresos en papel y las monedas impresas y grabadas por los gobiernos por los gobiernos para su uso como moneda de curso legal.

Gli investitori in scommettono sul recupero del platino | Trend Online

Las notas monetarias por si mismas tienen cierto valor porque los gobiernos dictan que deben hacerlo. Por ende, es la plena fe y crédito de una nación la que cuando se imprime una moneda la que le da valor. Un país siempre revisa la cantidad de divisas que se ven hacia el mercado. Sin embargo, cuando se trata de metales preciosos como en este caso el platino, es la producción de minas y las existencias las que determinan la vacante en cuanto a este tema. Por lo tanto, cuando la fe de la gente en los gobiernos que imprimen dinero disminuye, los metales preciosos tienden a aumentar en su precio.

Los metales preciosos aunque suene extraño pueden ser una gran adición o una cubierta en ahorros precisamente para los ahorradores. Tienden a indemnizar los efectos catastróficos que la inflación puede llegar a tener cuando se trata de mantener y conservar el dinero. Hay cuatro razones principales por las que los metales preciosos deben formar parte de cualquier programa ya sea para ahorrar o invertir:

  • Cuando los comerciantes pierden la fe en las monedas de papel y otros mercados de activos, el oro y otros metales preciosos tradicionalmente no fluctúan en sus valores. Por lo tanto, los metales preciosos son una bodega la cual nos puede brindar mucho durante tiempos de incertidumbre o cuando se hay una no muy buena económica y a menudo tienen una correlación negativa con otras clases de activos.
  • En los tiempos donde se de hiperinflación o agitación del gobierno, los metales preciosos han sido tradicionalmente activos que sirven como capital de salvavidas.
  • Los metales preciosos han sido monedas durante miles de años, mientras que la mayoría del papel moneda sólo ha existido por un tiempo mucho más pequeño. La larga tradición de valor para estos metales es un testimonio de su poder de propiedad.
  • Los metales preciosos son agotables; son mutuamente intercambiables, al igual que el dinero. Por lo tanto, los metales preciosos son la forma más antigua de dinero en el mundo entero.
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO