Sebastian Siemiatkowski, CEO y cofundador de Klarna
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Pese al efecto negativo del coronavirus en las rondas de financiación, el sector fintech está en plena ebullición en 2020. Así, en los últimos meses, N26 ha puesto en marcha pagos contactless y ofrecerá créditos a través de terceros en los próximos meses, Bnc10 ha lanzado sus cuentas compartidas sin vinculación y la fintech danesa Pleo ha desembarcado en España con sus tarjetas de crédito inteligentes que facilitan la gestión de gastos.

A estas compañías se suma desde este martes la sueca Klarna, que llega a España tras haberse establecido en 17 mercados de Europa, Norteamérica y en Australia. La fintech, fundada en Estocolmo en 2005, desembarca en el país abriendo oficina en Madrid y poniendo en marcha su servicio Paga en 3 plazos, que permite al consumidor repartir el coste de una compra online en 3 cuotas sin costes adicionales.

Ualá: Mejor y más que un banco

La fintech Revolut alcanzó los 600,000 clientes en España

N26 logra financiación por más de 92 millones de euros en plena pandemia

El pago a plazos que ofrece Klarna implica que el consumidor puede realizar la compra sin gastar nada inmediatamente, sino dividiendo su coste en 3 cuotas que pagará cada 30 días, que no llevarán incluidas comisiones o tasas siempre que el dinero se devuelva a tiempo, lo que la fintech considera una vía para facilitar el consumo online mutuamente beneficiosa para compradores y vendedores.

La compañía sueca ofrece varios productos dentro de sus servicios, entre los que destaca, además del pago aplazado, soluciones para el cobro en el punto de venta o una nueva app de compras dirigida a las finanzas personales y que permite al usuario registrar y gestionar sus pagos o pedidos y buscar nuevas compras entre los retailers asociados a la aplicación.

Las oficinas de la fintech Klarna en Suecia

“El retail está cambiando a pasos agigantados dadas las crecientes expectativas de los consumidores españoles”, asegura Sebastian Siemiatkowski, CEO y cofundador de Klarna, que afirma que “más que nunca, los usuarios quieren servicios de compra transparentes y eficientes que satisfagan sus necesidades diarias”, por lo que estima que el futuro del retail pasa por “aunar tecnología y experiencias avanzadas“.

El country manager de Klarna en España, Daniel Espejo, destaca que “un problema común al que todos los retailers se están enfrentando es el de ofrecer un proceso de compra online sin fricciones“, señalando que los consumidores online se enfrenta a trabas como “procesos de compra largos y complejos, los cargos adicionales o simplemente no quieren pagar por algo que al recibirlo no es como esperaban”.

Espejo asegura que están “absolutamente comprometidos en ayudar a los retailers a aprovechar al máximo el crecimiento del comercio electrónico y a conseguir clientes leales y satisfechos a largo plazo”. Teniendo en cuenta que este mercado online está creciendo a pasos agigantados ante la caída del comercio físico durante el coronavirus, la compañía destaca que el mercado superará los 22.800 millones de euros en ventas en 2024.

Klarna cifra en 200.000 los retailers con los que trabaja en todo el mundo, destacando que “cada 7 minutos se une un nuevo comerciante“. En su desembarco en España, la fintech sueca destaca que llegará “de la mano de Michael Kors a finales de julio y con muchas otras marcas conocidas pronto”, como Inditex, Mango, Adidas, AliExpress, Samsung, Expedia, IKEA o H&M, además de 2 retailers españoles: Comovita, una plataforma de moda sostenible, y GreenIce, dedicada a la iluminación LED.

La compañía asegura que su experiencia global “ha demostrado que ayuda a los retailers a aumentar la tasa de conversión de clientes y ventas, centrándose en la simplificación de la experiencia de compra para los consumidores”. Como muestra, señala que cuentan con un total de 85 millones de consumidores y más de 1 millón de transacciones al día.

Klarna, ha sido incluida recientemente en la lista 2020 CNBC Disruptor 50, presume actualmente de un valor posinversión de 5.500 millones de dólares (en torno a 5.000 millones de euros), lo que la sitúa “como la mayor fintech privada de Europa y una de las más grandes a nivel mundial”, según la propia compañía. Con su llegada a España, prevén centrarse en los más de 20 millones de españoles que compraron online en 2019 y los que han comenzado a hacerlo durante la pandemia.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO