COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

(América Latina) Las tarjetas SIM poseen un sistema de encriptameinto que no es fácil de detectar. Tampoco es sencillo saber si está infectada o hackeda. Karsten Nohl, investigador en seguridad informática, consiguió desarrollar un método con el cual sería posible infectar al menos el 25% de las tarjetas SIM existentes en el mundo.

El método utilizado por el investigador fue el envío de un mensaje de texto a 1.000 dispositivos móviles, de los cuales una cuarta parte respondió el mensaje con un ‘error en el envío’. Este reporte, traía encriptado datos de acceso al teléfono, que permitieron enviar un segundo mensaje camuflado como actualización del sistema operativo, que es aceptado de forma automática por los dispositivos, infectándolos y permitiendo la descarga de aplicaciones, con el rastreo de claves de seguridad.

Según lo mencionado, cerca de 500 millones de usuarios podrían ser víctimas de este fallo en todo el mundo, y se debe a un problema de codificación a partir de un ajuste de la Agencia de Seguridad Norteamericana.

Algunos operadores de servicios de telefonía móvil señalaron que el riesgo es mínimo en sus tarjetas, ya que utilizan el sistema DES. El investigador, mencionó frente a esto que, los desarrolladores de tecnologías inalámbricas tendrán al menos seis meses para generar parches, que controlen la situación, antes de que el descubrimiento caiga manos de Hackers.
 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO