Warren Buffet
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El mercado accionario estadounidense comienza la semana con caídas, golpeado por el menor apetito a los activos de riesgo. En este contexto, el S&P 500 retrocede 0.6% y toca los 2817 en las primeras horas de negociación de Nueva York.

Las declaraciones de Warren Buffet, uno de los inversionistas más exitosos del mundo, parecen fortalecer el sentimiento de cautela del mercado. Recordemos, este fin de semana, el Oráculo de Omaha dijo que su conglomerado “Berkshire Hathaway” ha vendido todas sus participaciones en las cuatro aerolíneas más grandes de Estados Unidos y que aún no ve oportunidades para invertir su cartera con más de 137 mil millones en liquidez. Todo esto apunta a que las perspectivas a corto plazo de muchas industrias y de la economía en general siguen siendo inciertas.

Vía libre a la nacionalización masiva de empresas en la UE

La contracción económica en Estados Unidos no tendrá precedentes

Wall Street se desplomará a medida que las acciones tecnológicas se vean afectadas

Por otro lado, el clima hostil entre Washington y Pekín después de que la Casa Blanca acusara a China de ocultar intencionalmente la gravedad del brote del COVID-19 y dijera que el patógeno salió de un laboratorio de Wuhan refuerzan el comportamiento defensivo de los inversores. La creciente animosidad entre ambas naciones podría reavivar la guerra comercial en cualquier momento, un evento catastrófico para la economía mundial.

Por ahora, no existen muchas razones para mostrar optimismo en el potencial de recuperación de los activos de bolsa, a pesar del fuerte repunte observado en abril. En los próximos 6 a 12 meses, las ganancias corporativas caerán significativamente como consecuencia de la pandemia de coronavirus y su efecto en el consumo. Todo eso crea un entorno poco favorable para el S&P 500, en especial si la reactivación de la actividad es lenta y dispar.

Análisis técnico del S&P 500

Si S&P 500 mantiene una tónica negativa y amplía los descensos, el primer soporte para tener en cuenta se ubica en los 2765 puntos (mínimo del 24 de abril). Una ruptura de esta zona de respaldo pondría en juego los 2710 puntos y, en extensión, los 2630. En el caso de un repunte inesperado, la primera resistencia en consideración yace en los 2973 y ésta corresponde al máximo de abril. Una perforación de este techo técnico facilitaría la recuperación de los 3000 puntos.

Gráfico técnico del S&P 500

Gráfico técnico del S&P 500

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO