COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Por Gabriel Motta, NUPA Consultora

El 23 de abril de 2020, la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos aprobó por unanimidad la ampliación del espectro que ahora utilizará la banda de los 6 GHz sin licencia, lo que se conocerá como Wi-Fi 6E.

«Esta es la decisión más monumental en torno al espectro de Wi-Fi en su historia, en los 20 años que hemos existido», manifestaron desde la organización Wi-Fi Alliance, impulsora y controlante de la norma inalámbrica desde principios de 2019, junto a otros actores como Qualcomm, Intel, Cisco y Apple.

5G se prepara para impulsar salud digital, “drones” y banda ancha inalámbrica

Nokia queda fuera del acuerdo 5G en China

El coronavirus acentúa la urgencia de cerrar la brecha digital

Ha recorrido un largo camino

El estándar 802.11 es una familia de normas inalámbricas creada por el Instituto de Ingenieros Eléctricos y Electrónicos (IEEE) A fines del siglo XX, se manejaban velocidades de hasta 2 megabits por segundo (Mbit/s) y medios de transmisión por radiaciones infrarrojas, algo que cayó en desuso. Las siguientes versiones que utilizaban ondas de radio en la banda de 2.4GHz tuvieron una aceptación mucho mayor, lo que llevó a la adopción de la banda de 5.8 GHz y otras mejoras que generalizaron su uso. Ahora se agrega la nueva banda de 6GHz, llamada Wi-Fi 6E o Wi-Fi de 6GHz (802.11ax).

El porqué de la nueva banda

Hoy es común, por ejemplo, que una de las personas que habita una vivienda inicie una videoconferencia con su laptop, mientras otra intenta ver una película en el SmarTV y una tercera está jugando en línea con su Xbox= el resultado es que todos ven limitadas sus capacidades, pues todos compiten por el ancho de banda disponible.

El WiFi 6E brindará canales adicionales, de mayor ancho de banda, para la transmisión de los archivos más pesados. Al ser el doble o cuádruple que los canales anteriores, habrá mucha más disponibilidad para las aplicaciones y los entornos actuales. Si bien se estima el rendimiento real de una conexión Wi-Fi 6E por debajo de lo que puede ofrecer un proveedor de fibra, su mayor capacidad de dispositivos conectados simultáneos le permitirá ser (dicen que por primera vez en la historia) una alternativa real a las redes locales cableadas, que siempre fueron más rápidas que las inalámbricas.

Lo que vendrá

Se espera que los primeros dispositivos compatibles con Wi-Fi 6E lleguen al mercado a finales de 2020, para generalizarse en 2021, y podrán manejar las anteriores versiones de la norma. Una vez que los equipos de 6 GHz se vuelvan más comunes, habrá más aplicaciones y nuevas funcionalidades, para lo que está llegando de hogar inteligente e Internet de las Cosas. Quizás con un poco menos de alcance: las frecuencias más altas se pierden más rápidamente, y son más fácilmente obstruidas por muros u otros elementos.

A pesar de que la Wi-Fi Alliance introdujo Wi-Fi 6E a principios de este año, a la FCC le tomó un tiempo autorizar la banda de frecuencia de 6 GHz para Wi-Fi 6E. Para que el estándar se adopte mundialmente, es necesario que todos los países establezcan que esa banda esté disponible para uso sin licencia, lo que podría tomar una cantidad considerable de tiempo, antes de convertirse en el nuevo estándar en todo el mundo. Aún así, todo parece indicar que, en un mundo ávido de más y mejores conexiones, WiFi 6E permitirá suplir esa avidez.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO