COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Si bien aún no es una compañía que tiene presencia a nivel mundial, la empresa china Xiaomi se fortalece cada vez más en su país, el que -hasta el día de hoy- representa el 97% de su mercado.

Ya logró superar al fabricante de dispositivos móviles número uno en el país asiático y en el mundo: la surcoreana Samsung. Algunos números son contundentes. En el segundo trimestre del año, en China se vendieron 108,5 millones de teléfonos. Xiaomi vendió 15 millones, seguida por Samsung con 13,22 millones, Lenovo con 13,02, Yulong con 12,72 y Huawei con 11,86 millones, según Canalys.

Uno de los motivos por los que generó esta posición se relaciona con su modelo de negocios. Sobre esto se refirió el fundador de la empresa, Lei Jun, para quien su modelo de negocios “es similar al de Amazon. Vendemos nuestros equipos online y nuestro margen de ganancia es bastante bajo. Nuestros precios son un tercio de los de Apple”.

Además, Xiaomi logró ubicarse como la quinta firma de telefonía celular a nivel mundial, en parte gracias a su éxito en su país de origen, el que representa el 37% del mercado total de teléfonos inteligentes.

Uno de los proyectos de la empresa es expandirse a otros países. En el 2015, México, Tailandia, Rusia, Indonesia y Turquía serían los lugares elegidos para comercializar sus productos en el extranjero.

Se trata de un reto que lo hará enfrentarse a ampliar este modelo de éxito a un escenario global. Difícil tarea. Especialmente, porque deberá adaptar los canales de comercialización a los distintos lugares y a partir de allí se verán los resultados.

Frente a todas las especulaciones, la realidad es que Xiaomi tiene un potencial para ser una empresa disruptiva más allá de China. Algo que los fabricantes internacionales deberían tener en cuenta.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO